Los guardias municipales revisan el lugar y vigilan a los detenidos. Foto: Edwin Apaza.

Un bar clandestino, que funcionaba camuflado en un taller de herrería, fue clausurado hoy gracias a un operativo realizado por la Policía y la Intendencia Municipal de El Alto. En el lugar se arrestaron a 25 personas, entre clientes y propietarios.

El intendente Elías Villa explicó que el bar clandestino estaba ubicado en la avenida Panorámica, frente a la estación del teleférico de la Línea Roja y que el mismo fue descubierto gracias a las constantes denuncias de los vecinos del lugar.

"Los vecinos llamaron en más de una oportunidad para indicar que hay una actividad clandestina, donde permanentemente se vendía bebidas alcohólicas, pero no hay cerveza ni tragos embotellados. Al parecer todas las bebidas las elaboraban de forma manual, compraban el alcohol y le echaban algún colorante para luego vender a las personas", afirmó.

En el piso del ambiente clausurado se encontró colchones, cédulas de identidad y dinero. Se presume que las personas llegaban para beber y pasaban la noche en el mismo sitio, luego continuaban bebiendo al día siguiente.

"No creemos que se trate de un lenocinio porque no había ningún cuarto donde podrían realizar actos sexuales. Se han detenido 25 personas, entre clientes, propietarios, son hombres y mujeres", agregó Villa.

Detalló que entre los detenidos, se detectaron a posibles antisociales, que manifestaron una actitud hostil al momento de ser capturados y tenían cicatrices de cortes en su rostro.

El local no tenía licencia de funcionamiento y fue clausurado.

Fuente.