Después de meses de manifestaciones, la Universidad Pública de El Alto (UPEA) nacía legalmente gracias a la  Ley 2115 del año 2000, durante el gobierno de Hugo Banzer Suárez. Su creación, tras décadas de solicitudes, consolidaba el clamor de la sociedad alteña de contar con una casa superior de estudios que responda a las necesidades de la creciente urbe.

"Hemos participado con marchas, huelgas de hambre, peleas con policías, heridos, detenidos, arrestados", manifestó Nicolás Mendoza dirigente estudiantil de El Alto en aquel entonces.  

A 18 años de su creación, la UPEA atraviesa su peor crisis que involucra una pugna con el Gobierno por el tema presupuestario y el agravante de la muerte del estudiante de 20 años Jonathan Quispe Vila, en medio de enfrentamientos entre universitarios y la Policía.

Ayer, la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) aprobó en reunión con el presidente Evo Morales en Palacio de Gobierno impulsar un plan de refundación de la UPEA, a la cabeza del Ministerio de Educación. El mismo Presidente habló a principios de semana de una refundación de esta universidad frente a una serie de presuntas irregularidades que salieron a flote debido a las movilizaciones que lleva casi dos meses.

El nacimiento de esta casa superior de estudios se remonta al 5 de septiembre de 2000 cuando se promulgó la ley 2115 que determinó la creación, la misma determina que la UPEA tendría autonomía en 5 años, tiempo durante el cual estaría a cargo de un consejo formado por el Ministerio de Educación de Bolivia y otros organismos gubernamentales, según indica la reseña histórica de esa universidad.

"Hemos hecho un cerco a la ciudad de La Paz que han participado vecinos, amas de casa, comerciantes todos han participado. El Gobierno de Hugo Banzer Suárez se asustó y tuvo que sacar la Ley", relata Mendoza.

Mucchos años antes, en 1989, instituciones sociales de El Alto firmaron convenios con la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) para crear una facultad con carreras técnicas. Sin embargo, el pedido de la urbe era de contar con una universidad con carreras de formación profesional, no sólo a nivel técnico. Para esto, los habitantes de esta ciudad iniciaron en aquellos años  movilizaciones para conseguir una universidad que tenga una mayor oferta académica.

Tras la creación, la UPEA comenzó a funcionar el año 2001, y el año 2003 durante el gobierno de Carlos Mesa, se pone en vigencia la ley que garantiza la autonomía universitaria.

Actualmente la universidad pública ofrece 35 carreras en las áreas socio-político, económica, salud y tecnología. Su accionar se enmarca en el estatuto orgánico aprobado en 2007.

A principio de semana Morales recordó que en su etapa de diputado apoyo la creación de la UPEA con el objetivo de que sea una universidad modelo para el país, pero lamentó que, hasta ahora, ese anhelo no se ha cumplido. Señaló que es necesario auditorías y pidió  a los vecinos de El Alto considerar la posibilidad de su refundación.

Mendoza indica que una vez instituida la UPEA no puede dar paso a una refundación y el camino que se puede seguir es una reingeniería dentro de la casa superior de estudios.

Fuente.