Muchos artesanos se quedaron con la mercadería en mano por la falta de exportaciones.

Los dirigentes de la Federación Regional de Micro y Pequeños Empresarios (Fermype) calificaron de fracaso las gestiones para exportar hacia el mercado venezolano, ya que en una última compulsa, en la que 13 empresas alteñas participaron e invirtieron más de 20.000 dólares para muestras, ninguna de las postulantes alteñas fue seleccionada, pese a que reunían los requisitos demandados por empresarios Venezolanos.

Pese a que temen ser excluidos de futuros procesos para exportar a Venezuela, los representantes de los microempresarios alteños dieron a conocer a EL DIARIO que durante este año no pudieron concretar contratos de exportaciones con ese país, pese a que los empresarios estaban a punto de enviar la mercadería inicialmente requerida.

Juan Carlos Gómez, dirigente de Fermype, no pierde aún la esperanza de llegar a poder exportar el 2011 parte de los productos textiles con los cuales se quedó, y que fueron elaborados por seis de los 20 empleados con quienes inició la gestión y que tuvieron que ser despedidos.

"En la última mesa de negocios a la que hemos asistido en Insumos Bolivia, cerca de 13 microempresarios nos constituimos con la posibilidad de ser aceptados en las exportaciones. Nos han solicitado si nosotros podíamos incluso rebajar el precio de nuestros productos, adecuándonos a las ofertas efectuadas por los empresarios de Venezuela, pero aún así, muchos de nosotros incluso buscamos por lo menos poco a poco llegar a esos mercados, ante el cierre de otros mercados, pero lamentablemente nos encontramos frustrados porque no se concretó la exportación", explicó Mariela, una de las microempresarias, que por temor a represalias prefiere guardar su apellido.

FRUSTRADOS

Cerca de 13 empresarios de la ciudad de El Alto quienes aún mantienen la esperanza de poder exportar a Venezuela y de recuperar a más del 90% de sus trabajadores que si bien fueron capacitados en el rubro textil, tuvieron que ser despedidos este año, para dedicarse a la comercialización de otros productos (contrabando), ante la situación calificada de frustrante para el sector de la micro empresa alteña.

"Nos han indicado que el mercado Venezolano está cerrado para los micro empresarios que denuncien las condiciones en las que se pretende exportar, las cuales no compensa ni la mano de obra, pero pese a la amenaza, se busca ante todo decir la verdad", afirmó Nicolás Medina.

De acuerdo a los micro empresarios de El Alto, la compra de un conjunto de bermudas, sería adquirido en $us 10, precio que no compensa ni el precio del cierre en dichas prendas.

Al momento, el proceso de capacitación, adquisición de maquinaría, materia prima y la elaboración de prendas de muestra enviadas y presentadas a empresarios venezolanos, incluida la incorporación de empleados en el rubro textil y el despido de los mismos con el pago de sus beneficios sociales, reporta como pérdida mínima en las empresas de micro empresarios alteños de 260.000 dólares americanos.

La frustración de los micro empresarios alteños llega al punto de que empresarios en madera como la empresa Escala de Defingn, el cual debía exportar cuatro conteiner a Venezuela, luego de la visita de empresarios del mencionado país, al momento analiza la posibilidad de llegar a rematar los muebles ante la postergación del mercado venezolano y las obligaciones laborales a las que deben cumplirse a fin de año.

SIN PALABRAS

Por su parte, el agregado comercial de Venezuela en Bolivia ante llamada telefónica realizada por este medio, sólo afirmó no poder atender la consulta por encontrarse en una reunión, dando la posibilidad de devolver la llamada que al final no se concretó.

Mientras que el Ejecutivo de la Confederación de los micro empresarios (Conamypes), Marco Antonio González, mantuvo desconectada su línea de teléfono móvil.