En El Alto se organiza resistencia contra posible nuevo “gasolinazo”

En los sectores populares y vecinales que se han movilizado la última
semana de diciembre de 2010, obligando al presidente Evo Morales a
anular el gasolinazo, hay quienes no quieren ni oír de un nuevo
intento gubernamental por elevar el precio de la gasolina y el diésel,
aunque sea gradualmente, afirmó Carlos Rojas ex dirigente de la
Fejuve.

Según el ex dirigente de la organización cívica, habría fuerte
resistencia popular si el Gobierno vuelve a intentar aplicar el
"gasolinazo". Lo mismo advierten en las filas de la Central Obrera
Regional de El Alto (COR).

Por ello, hay inquietud y alarma discurso presidencial del pasado
sábado, donde se anuncia una cumbre con dirigentes antes de emitir un
nuevo "gasolinazó", además de la campaña desplegada en varias ciudades
por el propio presidente Morales para eliminar las subvenciones, que
considera como un "cáncer" que destroza la economía.

"En este momento, el salario mínimo está en Bs 680. Entonces decir que
va a aplicar poco a poco el aumento de la gasolina no es ninguna
salida para la población, porque no hay nuevas fuentes de empleo ni
salarios que cubran la canasta familiar (…) Eso tiene que pensar en
solucionar el Ejecutivo y no en dar ganancias a las petroleras", dice
Carlos Rojas (CR), en un amplio reportaje publicado por el boletín
vecinal de "La Protesta", donde advierte que "El Alto se está
empezando a organizar desde las bases (…) la movilización surgirá de
las organizaciones de bases", declaró el dirigente ante Plataforma
Energética.

El Gobierno debe decir cuánto es lo que le está pagando en realidad a
las petroleras. La producción de gasolina y diésel ha bajado a la
mitad en los últimos años. Las petroleras no quieren producir para el
país. Lo que ocurre revela que las petroleras tienen el control y que
no hubo verdadera nacionalización, sino por el contrario nuevos
contratos con las transnacionales. Las petroleras tienen el control y
han presionado al Ejecutivo para que dicte el "gasolinazo". Por eso
precisamente es que se ha pedido la nacionalización de los
hidrocarburos para que ya este control deje de estar en manos de las
petroleras transnacionales.

Hasta el momento, con esta acción y con el informe que ha presentado
el vicepresidente Álvaro García Linera, queda claro que YPFB no tiene
producción, sólo está administrando, pero bajo el control de las
petroleras transnacionales. Pero más allá está el hecho de que el
Gobierno no ha obligado a las petroleras a cumplir los contratos de
perforar nuevos pozos. En el 2010 se han perforado sólo 5 pozos

http://eldiario.net/noticias/2011/2011_01/nt110124/5_04nal.php

Previous
Next Post »