Auditoría determinó que EMMU está en quiebra

EMMU fue una de las empresas encargadas del mantenimiento vial.
• Se prevé que a finales de abril se conozcan las determinaciones
oficiales sobre el destino de la instancia.

El informe final de la auditoría interna solicitada por el municipio
alteño, reveló que la Empresa Municipal de Mantenimiento Urbano (EMMU)
se encuentra en quiebra, según informó Néstor Estaca, presidente de la
Comisión de Desconcentración de la entidad edil.

Agregó además que se solicitará la intervención de la Contraloría
General del Estado para hallar responsables.

Sin embargo, Estaca explicó que no sólo se tomarán acciones de acuerdo
a los resultados de la auditoría interna, sino que su comisión
solicitará que se realice de forma inmediata la auditoría externa para
que se pueda tomar las determinaciones que correspondan.

"Nos han pasado los resultados de la auditoría interna que ha hecho el
Gobierno Municipal y estamos en plena revisión a lo que hemos
observado hasta el momento que no da a conocer los nombres de los
responsables, porque la empresa tenía gente que la estaba manejando",
sostuvo.

Explicó que es necesario identificar a los responsables que llevaron a
EMMU a la quiebra para que se tomen las acciones correspondientes,
situación que será esclarecida con las investigaciones de la
Contraloría y la auditoría externa.

A manos de EL DIARIO, llegó una documentación donde firman los que
estaban a cargo de dicha empresa, entre ellos ex ejecutivos de la
Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), gremiales, Fesucarusu y otras
organizaciones sociales que supuestamente eran parte de la misma.

Se prevé que a finales de abril se conozcan los resultados oficiales
donde se determinará si EMMU se disuelve o quizá pueda existir una
posibilidad de reestructuración; aunque las autoridades del Ejecutivo
municipal señalaron en varias oportunidades que la empresa no va más.

CONCEJO

Sin embargo, en la víspera la Comisión Jurídica, sin considerar ni
velar por el tema social de los trabajadores, intentó nuevamente hacer
aprobar una modificación del estatuto de EMMU, donde prescriben en sus
artículos del 41 al 45 su disolución que pretendía declarárselo a
partir de sólo un informe técnico.

Ante esta situación, los concejales Marina Murillo, Néstor Estaca,
Félix Loayza, Martha Acarapi y Oscar Huanca se negaron a la aprobación
ya que ponía en riesgo los beneficios sociales y sueldos devengados de
los trabajadores.

En esta pretensión del Ejecutivo municipal, a través de su asesora
legal de despacho, Magdalena Alanoca, se estarían obviando varios
aspectos que llegarían a ser irregulares.

"Este tema se quedó en mesa a pedido de varios concejales, no podemos
apoyar aspectos que no han sido consensuados y prácticamente la
normativa afectaría a los trabajadores. Además, la auditoría se la
realizó con la carencia de muchos documentos que son importantes",
acotó el concejal Huanca.

REDUCCCIÓN DE SUELDOS

Asimismo, Estaca dio a conocer que la pasada semana se aprobó otra
normativa que instruye la reducción de sueldos del gerente de EMMU,
Gary Miranda, quien percibía alrededor de Bs 12 mil y a partir del
próximo mes sólo recibirá Bs 7.500, informó.

Empero, la Autoridad señaló que la solución de EMMU no sólo pasa por
la reducción de sueldos sino por los problemas que aquejan a la
empresa.

TRABAJADORES

Mientras tanto, los trabajadores continúan aguardando el pago de sus
sueldos ya que hasta el momento sólo habrían recibido aguinaldos.
Recordar que el Municipio adeuda no sólo este tipo de montos, sino
también a los seguros de salud y aportes a las AFP's.

A mediados del mes de octubre del pasado año, los más de 70
trabajadores de EMMU, expresaron su molestia, primero por la falta de
pago de salarios y segundo, porque la empresa se encontraba sin
funcionamiento por la mala administración que tuvo durante los últimos
años.

Frente a las circunstancias, autoridades de la nueva gestión municipal
anunciaron el quiebre de EMMU, ya que sus maquinarias se encontraban
en desuso y porque la Alcaldía adeudaba un monto superior a Bs 21
millones, lo cual no permitía que la misma continúe operando.

Sin embargo, los trabajadores demostraron que la maquinaria se
encontraba en condiciones como para adjudicarse algunas obras, empero
las autoridades arguyeron que el costo para la ejecución de algunos
proyectos fueron cotizados a precios elevados por EMMU.

Con respecto a los sueldos devengados, el alcalde Edgar Patana,
declaró que se insertó Bs 2 millones en el Programa Operativo Anual
(POA) 2011 para la cancelación de salarios.

Asimismo, los trabajadores iniciaron un proceso de conciliación con la
Alcaldía para cuantificar el monto que se adeuda a cada trabajador;
sin embargo sólo alcanzaría para los sueldos y no así para los
beneficios sociales la cancelación a la Caja Nacional de Salud ni a
las AFP's.

http://eldiario.net/noticias/2011/2011_03/nt110325/5_07nal.php