* Nota del editor:
Reproducimos y resaltamos las menciones que hace Ronald Mendez sobre los habitantes de la ciudad de El Alto. Condenamos y repudiamos dichas apreciaciones y preparamos una respuesta.

¿Quien es Ronald Mendez Alpire?

----------------------------------------------
Ronald Méndez Alpire

Un día después de Evo


2011-04-03 - 21:42:54

"Bolivia estará un día después de Evo
Si después de Evo existe un día,
Si ese día te tomaré entre mi pluma
Si escribiré sobre tu infortunio
Si después de Evo existe un día
Si después de Evo existe Bolivia".
 
La frase "UN DIA DESPUES" nace para el titulo de una película, luego aparece la canción, la píldora anticonceptiva, título de novelas, de artículos, de análisis, de economía y sobre todo narraciones de la vida cotidiana, un día después: "De la guerra, de la paz, de perder la inocencia, de ingresar a prisión, de salir, de casarse, de separarse, de una derrota, de un triunfo de la muerte, del nacimiento, en síntesis el día después es el de la reflexión, el de los resultados, el del saldo, el de cancelar la factura, el día después es el día del miedo a saber la verdad".

Hace un par de noches en el acto de la posesión de empresarios, uno de ellos me dijo sin ruborizarse que es preferible que continúe Evo Morales de Presidente y le pregunté estúpidamente -¿Por qué?, respondió ¿te imaginas lo que se vendría después? Me callé y me dije: titulo para mi próximo artículo, que se vendría al día siguiente de que se fuera, Se imaginan si se muere, se lo lleven a Disney o renuncie por la presión popular, la respuesta sería que amaneceríamos invadidos, con Álvaro de Presidente, con el pueblo festejando o llorando, con un militar patriota –de esos que solo cuentan con un resplandeciente uniforme y carente de todo por dentro-, ¡sacarían a Leopoldo de la cárcel!, esperarían el retorno de Manfred, llamarían a Juan, todas estas conjeturas nos viene a la mente y me imagino cuáles serían los motivos que tenía el empresario para sostener que mejor es que continúe Evo, a lo incierto de la sucesión.

Indudablemente este es un país diferente al de enero del 2006, pase lo que pase Evo contará con una base activa social de poco más del 20%, que en Bolivia nos encontramos enfrentados entre los originarios y los mestizos ellos nos odian y nosotros no los aceptamos, cualquiera que llegue a Palacio Quemado tendrá que contar con la respuesta para enamorar a los "alteños" (la mayor masa de desocupados que no se bañan, y practican el deporte de atacar a la democracia sometiéndola a sus caprichos) con el agravante que hoy están desparramados en todo el territorio (Plan 3000, Cobija, San Julián, Yocumo y otros pueblos) en los que Evo alentó la invasión pasiva, mientras nos entretenía con sus cortinas de humo, por la puerta trasera de palacio sale el financiamiento para los "caballitos de Troya" que existen en una Bolivia dispersa, desorientada.

Hoy existe un mandato, el de los grupos de poder cruceño, es el de acercarse lo más posible a Evo, concertar buscando traspasarle algunas competencias de las que no pueden continuar a la cabeza de "las logias", buscar apoyo efectivo a la crisis  del sector agropecuario, disminuir la presión de los entes recaudadores, y como Evo no deja de ser acomplejado social se rendirá a las lisonjas de los que ayer lo despreciaban y hoy hasta lo encuentran seductor y perfumado, claro siempre apostamos a perdedores lo enfrentamos cuando tenía más de dos tercios y nos rendimos cuando está en caída libre y sin plan B. Es más, nosotros (digo los cruceños) queremos darle un colchón para que nos socorra, por eso hoy la consigna es "Preferible Evo" que la incertidumbre de volver a empezar, de volver a soportar los paros, los bloqueos. Debemos conocer si la actitud de los cruceños que no es más que una salida desesperada a resolver deudas pendientes, es el miedo a ser chantajeado por las minorías, con interés de algunos, para saber a dónde vamos o es el momento de lanzar respuestas, de tener un plan de contingencias, porque Evo y sus acólitos en poco más de 5 años solo se dedicaron a sodomizar, humillar, ultrajar al ser cruceño y hoy este humillado y sometido ve a su verdugo como su redentor, este es el mejor ejemplo que el síndrome de Estocolmo funciona con éxito.

Pues existiremos otros que estamos en guerra con los que destruyeron la República y crearon un Estado de odio y miedo, de ultraje y muerte, de buscar aplastar a los diferentes, pues no somos responsables de las taras y complejos donde los gobernantes se revuelcan de sus miserias.

Un día después de Evo nos daremos cuenta que nada será como antes de su llegada, será mejor será peor, otros ojos lo analizarán mejor, de algo estamos seguros que no podremos volver atrás con la clase política que le entregó la patria en bandeja de plata a los que llegaban con ansias de ventaja, con rabia acumulada en más de 5 siglos, con una clase cholaje devoradora de la cosa pública.
Nadie tiene el derecho de aclamarse victoria alguna el día después de Evo, solo él es el responsable de las consecuencias de sus actos, solo él acumuló la fortuna del desprecio, no tienen derecho tampoco los responsables de la barbarie de la Bolivia del cambio, bajo esa premisa se hicieron y se cobijaron los más bajos instintos de los falsos profetas que alzaron el nombre de originarios, de los 36 pueblos indígenas de la diversidad. Asimismo, no tienen derecho los que acumularon fortunas del saqueo pretendiendo camuflarse en el día después, no pueden seguir metiendo sus manos en la patria los dilapidadores de los fondos de las o­nG, ni los curas tercermundistas que mediante "casting" buscan elegir gobernantes me refiero a los Xavier Albo y otros, que cuanto experimento se les pasa por la cabeza lo pretenden implementar.

Muchos esperan la caída de Evo para cobrar facturas, para vengarse, para perseguir y encarcelar a su corte de esbirros, responsables de haber hecho el trabajo sucio, en pocas palabras hacer lo mismo que cuestionamos. Ese es un tema para la justicia, no debemos cometer uno solo de los pecados de Evo, estamos vetados de politizar a la justicia.

Conociendo a los bolivianos que les permitimos a los narcotraficantes y evasores de lavar su plata, estoy seguro que los masistas ricos -esos que disfrutaron de la "piñata" del estado- serán absorbidos por el sistema de la insolvencia financiera, los responsables de las cabronadas tendrán sus padrinos que avalarán su conducta, si los movimientistas creadores de la burguesía parasitaria fueron redimidos, los que gobernaron con la dictadura criminal hoy son conversos demócratas sin la necesidad de caerse de caballo alguno, aprendamos de los peruanos que llevaron a la cárcel a los Fujimori, Hermoza y Montesinos sin la participación de los políticos de turno, o de los Argentinos que llevaron a la cárcel a los Videla sin manchar al Presidente Raúl Alfonsín, aprendamos lo bueno, dejemos de revolcarnos en la miseria.

Tampoco habrá espacio un día después de Evo para los que se marcharon dejándonos el presente griego, pues resultó más cómodo Miami, San Pablo o Buenos Aires que estar al lado de su pueblo acusando, denunciando las aberraciones del poder, se dejaron decir y acusar de todo; menos espacio existirá para los empresarios que no encontraron mejor gobierno que este para timar al estado, ellos, los empresarios, nunca tuvieron patria, solo bolsillos insaciables. Tampoco el día después debe asumir Álvaro García la silla (no es que las serpientes se enrosquen), tampoco el paladín de las manos limpias Juan del Granado después de amamantarse y cobijarse de la loba del infortunio pretenda ser el demócrata que no lo es ni lo será. Bolivia República o Estado no se merece que la rifen ni la sorteen, menos la sometan a las experiencia del después, como cuando se marchó de la Rúa en el Argentina, ni el infortunio de Haití cuando Duvalier fue derrocado, el próximo Presidente deberá ser duro sin caer en la tiranía del asedio de los Alteños. Los militares están vetados por serviles, cobardes que por tres latas de pintura y un sobresueldo no dudaron en vender su uniforme levantando el puño vociferando "Patria o muerte" repitiendo una frase que no les dará el tiempo que dura su carrera para comprender, no por nada Borges decía: "No debemos esperar nada bueno 1 año de aritmética  y tres de educación física, solo puede producir un militar".

Un día después de Evo solo existirá una vía y es para adelante, sin opción de mirar por el retrovisor, aceptando cada uno de los cambios que favorecen a la mayoría. Las leyes sociales, las bonificaciones, el estado plurinacional no podrán revertirse, porque ello sería una invitación al caos que desembocaría en un enfrentamiento civil de imaginable consecuencia, todas estas normas, leyes y avances deberán ser mejorados evitando la corrupción. Nunca más al saqueo, a la entrega de los recursos naturales, en lo político acabar con el sometimiento a las políticas de Washington o Caracas, en lo económico acabar con las recetas de los organismos financieros y adecuarnos a nuestra realidad, el narcotráfico es un tema unilateral, en materia internacional buena vecindad con todos. Convencernos de que mientras seamos lo que somos -un estado fragmentado- no tendremos jamás una salida soberana al pacifico, solo el progreso, el trabajo nos permitirán respeto, acabar con el permanente lamento boliviano de pobrecitos, de indios, de discriminación. Seamos una nación donde el respeto sea la moneda de uso común y para ello simplemente existe un camino: la democracia, solo la democracia.

No deben temer al día después de Evo, sin miedo, sin agachar la cabeza, lo que suceda será mejor que el día de hoy, será un día de paz interna, de serenidad, será el fin de la más cruel de las dictaduras, la de los resentidos que jugaron con la dignidad de todos, que nos hicieron vivir una larga noche de terror, que se metieron con nuestros hijos, que pretendieron hacernos cambiar el modo de pensar, de hacernos sentir responsables de su aletargamiento, cuando el responsable fue su afición a masticar la hoja maldita, aquella que nos estigmatizó, la que hace que nos miren con detenimiento solo por ser bolivianos, es hora de poner fin a la mistificación de la coca. Acaso nuestros indios de las serranías, nuestros cholos comerciantes son vacas para vivir rumiando? devolvamos la dignidad al indio boliviano, acabemos con el bono Juancito Pinto, demos a nuestros niños una educación gratuita, con acceso a material de trabajo, uniforme y alimentación, eso sería gratificante, lo vergonzoso es que se roben desde las mismas entrañas de impuestos internos, como estuvo sucediendo en esta ciudad porque una vez Rómulo Gomes escribió: "Es ley del cruceño la hospitalidad" y Evo nos agravió con: " Es ley del cruceño el alcahueterío y la cobardía"; es por eso que terminé emputado con los de la CAINCO (foro de los empresarios). No es casual que del 100% de los que se fueron 90% son cruceñazos. No es casual cuando hoy ven con agrado la continuidad de la bestialidad en el gobierno, allá ellos con su conciencia que descansa en el fondo de una fosa de Normandía.

Dentro de 20 años se podrá juzgar que la época del evesismo, fue la cuenta saldada de una generación que extraviada en su propio laberinto desembocó en sus errores que hasta entonces continuaremos cancelando, a la distancia los juicios de opiniones se uniformaran y como alguien dijo la historia lo condenará, no a él sino a los responsables de la degradación política, ideológica y de valores en los que la denominada clase política nos encalló ante la historia. Por lo tanto, el Gobierno de Evo fue una noche de incertidumbre y pesadillas, que un día después de Evo, en la forma que sea será de amanecer de un día radiante, donde empezaremos a la reconstrucción de la patria, donde no puede quedar vestigio alguno del resentimiento y la venganza de una cultura oprobiosa que nos llenara de vergüenza hasta dicho amanecer, pero de algo estamos seguros: ninguna noche es eterna.

http://www.hoybolivia.com/Blog.php?IdBlog=36773&tit=un_dia_despues_de_evo