La Razón

Édgar Patana - El Alcalde de El Alto cumple un año de gestión el 31 de mayo. Según su evaluación, este primer periodo se caracterizó por el aprendizaje y la búsqueda de soluciones a problemas heredados como un Plan Operativo Anual (POA) inflado en más del 50 por ciento, un supuesto sabotaje interno y la presión vecinal que demanda obras pese a la falta de presupuesto. Los dos grandes proyectos que encara están financiados por el gobierno de Morales como una especie de apoyo a su gestión.

Actividad. El alcalde Édgar Patana durante el inicio de un enlosetado en el Distrito 8.

— Queremos que nos haga una evaluación de su primer año de gestión, un balance de lo bueno y malo de este año.
— Un año lleno de retos y de conocer la realidad de la gestión y administración pública, en la parte interna y externa. En la interna, un déficit presupuestario abismal, tenemos el doble de demandas inscritas en el POA (Plan Operativo Anual) de manera irracional. Muchos compromisos, que puede o no tener responsabilidad la gestión anterior, porque la población demanda bastante hasta a nosotros nos quieren hacer firmar a diestra y siniestra los proyectos sin presupuesto.
Además, el conflicto entre nuevos y antiguos funcionarios, la susceptibilidad de ser echados. Incluso hemos visto sabotaje interno. El POA no se ha inscrito como corresponde y solucionarlo me ha perjudicado en la ejecución.
De manera externa, no es fácil quitarles a algunas organizaciones  atribuciones que ya fueron dadas. Son los hermanos quienes eligen al Subalcalde y tenemos que aceptarlo y esperar que puedan ejecutar, pero tenemos un problema de armado de carpetas.
— Tengo entendido que han heredado el POA inflado, pero no lo han subsanado, ha vuelto a inscribir nuevas obras en el POA 2011, ¿por qué se actuó así?
— Hemos peleado, hemos podido inscribir tal vez hasta 200 millones como nuevos tanto en educación como en los POA zonales, pero no he podido satisfacer en los grandes proyectos porque falta presupuesto. Como gastos recurrentes del año anterior son 370 millones de bolivianos y los 200 que han quedado se dio a POA zonales que dicen son sagrados.
— Si son 370 millones para gastos recurrentes, les queda muy poco, unos 230 millones.
— Sí es poquísimo y tenemos que hacer alcanzar a todos. La verdad todo el presupuesto de gestión a nivel grande tiene dueño y es difícil quitarles un centavo, porque ya se levantan, movilizan a la gente. Los proyectos que hemos prometido estamos cumpliendo y no es de la noche a la mañana. Tal vez estamos empezando con el Polideportivo gracias al Presidente (Evo Morales), ahora para poder mejorar las vías nos dio un crédito (donación) de 70 millones.
— Aún así se han inscrito obras nuevas, sabía que había un POA inflado, ¿no era correcto decir termino primero las obras antiguas para sanear?
— Hemos expresado, pero ya han empezado a movilizarse. La verdad, acá la presión sobre todo vecinal es muy fuerte, a pesar de la responsabilidad que esto trae, a pesar de las explicaciones, han seguido presionando. Gradualmente estamos eliminando algunas carpetas, pero ya con la visión de poder sanear y mejorar.
— El plan de control de estacionamientos de la Ceja lo han suspendido y ahora nos enteramos de que el director de esta unidad ha sido despedido, ¿por qué, también obedece a la presión de los choferes y vecinos?
— No, la verdad ha trabajado, no podemos decir que no, pero no como queremos, esperemos que el nuevo director pueda avanzar a la restricción vehicular, el ordenamiento del tráfico y de una vez tocar el tema central que es la Ceja, que es prioridad del pueblo.
— ¿El director fue echado porque no cumplió su labor?
— No, no, no fue echado, fue reubicado, ahora estamos poniendo otro y esto a pedido de las cumbres vecinales que expresaban su molestia porque no había buen servicio en el tema del transporte, y la falta de respuestas en la Ceja.
— Los vecinos se quejan de que aún no hayan empezado las obras nuevas del POA 2011, que se ejecutan obras del 2010 y 2009, ¿por qué el retraso?
— Ellos tienen bastantes obras retrasadas. Sobre todo en las zonales se está cumpliendo, ya está en la etapa de entrega. Lo que faltaba era la certificación (para las nuevas obras), ya tenemos gran parte, falta un 20 por ciento. Quienes también elaboran las carpetas son las subalcaldías, se les ha explicado en los ampliados y han entendido, lo que están haciendo es apretar el cuello al Subalcalde.
— Ha habido peleas internas entre los gremiales, entre Braulio Rocha y Henry Illanes, usted participó en un evento de Rocha, ¿el Alcalde lo apoya?
— Ni uno ni otro creo que aún ha hecho un congreso legal. Se han aglutinado por grupo de personas, pero por el momento mientras no haya un congreso el que tiene vigencia es el señor Braulio (Rocha), y ha pedido un informe de gestión, porque estaba informando a sus bases, y participamos en ello, no participamos en elección alguna. No tenemos intenciones de infiltrarnos o meternos en el tema institucional.
— Los proyectos de obras grandes de la anterior gestión, por ejemplo un nuevo edificio para la Alcaldía, una terminal, un coliseo, ¿en qué quedarán?
— Se va a hacer, lo que nosotros hemos podido hacer, en este momento, es el Coliseo Polideportivo, que fue la primera respuesta a la gestión que se hizo ante el Presidente, estamos tras el crédito para hacer nuestra casa municipal o Palacio Consistorial y lo que es la terminal, eso vamos a hacer.
— ¿Cuán fuerte o perjudicial es la presión vecinal para la gestión?
— Bueno te consume tiempo sobre todo, pero entiende la gente. Lo que sí es el tiempo porque te llevan a reuniones y no puedes tal vez captar otros recursos más. Gracias a Dios en un par de viajes hemos captado 150.000 y 450.000 dólares porque sino éramos colgados por los vecinos.
— Decía que este año ha sido una especie de conocer, el segundo año ¿cómo será?
— Es ejecutar, incluso más allá de nuestro POA. A comparación de lo que llegamos, ahora sí conocemos la realidad, evidentemente nunca vamos a terminar de conocer, pero hemos ido viendo cómo es la gestión para favorecer a la población que realmente lo necesita y avanzar. Ha sido un reto estar en entrevistas, en audiencias, en reuniones, en obras para ver cómo realmente piensa la gente.


http://www.la-razon.com/version.php?ArticleId=131190&EditionId=2543