(ATIPIRI).- En la ciudad de El Alto existen 232 centros nocturnos sin licencia de funcionamiento que trabajan en forma clandestina.
"Existen 250 lenocinios, club privados, casas de masaje, como quieran llamar, de los cuales, solo 18 tienen licencia de funcionamiento, o sea, que el resto son clandestinos", afirmó el director de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía, de El Alto, Dayler Zurita.

Sostuvo que varios de ellos incluso tienen licencias de funcionamiento antiguas que no fueron actualizadas.

Indicó que cualquier negocio debe estar registrado en el Gobierno Autónomo Municipal de el Alto (GAMEA) y cumplir con las normas legales en vigencia.

En el caso de la ciudad de El Alto son 600 mujeres registradas que ejercen el oficio más antiguo del mundo. Las recaudaciones llegarían a unos 30 mil bolivianos mensuales, que solo  irían a favor de los dueños de los locales, según la dirigente de las trabajadoras sexuales en El Alto Lily Cortez.

OPERATIVOS

El director de seguridad ciudadana, sostuvo que tras llegar a un acuerdo con  las trabajadores sexuales, se determinó que asistan a los operativos realizados por la Intendencia Municipal junto con un equipo multidisciplinario.

"Hemos pedido que asista el Ministerio Publio, un representante del Defensor del Pueblo, y las señoras o señoritas trabajadoras sexuales", remarcó.

Afirmó que existe una normativa clara respecto a este negocio. Además se trabaja en un reglamento de operaciones administrativas municipales, que espera ser concluido hasta julio, junto con las mesas de diálogo.