Alrededor de 50 vecinos de la calle seis de la zona Villa Bolívar Municipal denunciaron en la víspera que su barrio sufre de contaminación y ruido ambiental producido por una fábrica de plásticos, según afirmó Juan Quenallata, uno de los vecinos afectados.

Desde el 2009, los vecinos de la mencionada zona efectuaron una serie de denuncias a diferentes instancias como el Gobierno Municipal, cuando se encontraba como alcalde Fanor Nava, a la Dirección de Medio Ambiente e incluso al Defensor del Pueblo del entonces Roberto Quiroz, tiempo en el que los trámites y papeleos fueron los únicos que se incrementaron,

La demanda de reubicación de la fábrica de plásticos "Verplast" se sostiene en las normas vigentes así como lo permite la propia Constitución Política del Estado (CPE), en el artículo 33 y 34 referida a los derechos del medioambiente: "Las personas tienen derecho a un medioambiente saludable, protegido y equilibrado. El ejercicio de este derecho debe permitir a los individuos y colectividades de las presentes y futuras generaciones (...)", establece el artículo 33.

Por su parte, el 34 manifiesta que "cualquier persona a título individual o en representación de una colectividad está facultada para ejercitar las acciones legales en defensa del derecho del medio ambiente (...) de actuar de oficio frente a los atentados contra el medio ambiente".

RUIDO

Entre la contaminación del medioambiente en esta zona se incluye al ruido ambiental, como una de las principales contaminaciones que frecuentemente son víctimas las familias alteñas en sectores que pese a ser urbanos y pagar un impuesto como zona residencial, deben afrontar sin que ninguna autoridad municipal o del Ministerio de Salud y Deportes aplique lo que establece la propia Ley.

"Es por eso que incluso hemos acudido al Instituto Nacional de Salud Ocupacional (INSO) dependiente del mencionado Ministerio, pero en su informe tienen varios errores como el plano de la zona donde no se identifica claramente la ubicación del barrio como residencial, además de confundir el establecimiento escolar de la zona como si fuera otra fábrica", lamentó.

"Son varias observaciones como usted ha evidenciado donde las personas responsable del INSO, simplemente no modificaron por lo que los vecinos exigen que se haga un nuevo estudio, donde en lo posible las personas que investiguen los extremos denunciados sean imparciales.

PERJUICIO

En uno de los casos de perjuicio, el pasado mes de noviembre se registró un corte de energía eléctrica, en las calles seis y siete de la zona afectada, en dicha oportunidad los vecinos junto con funcionarios de Electropaz ingresaron a la fábrica para descartar que a consecuencia de su funcionamiento se protagonizó el apagón, tomando en cuenta que al interior de la fábrica no se cortó la energía eléctrica.

Pero a la fecha nos enteramos de que el propietario de la fábrica ahora pretende iniciar un proceso por supuesto allanamiento, entre otros cargos que no fueron comprobados, es por eso la molestia de los vecinos quienes han firmado nuevas solicitudes de inspección al actual Alcalde Municipal Edgar Patana, para que mediante ésta nueva gestión no se corra el riesgo de nuevamente quedar en nada cuando los funcionarios públicos convencidos de la contaminación ambiental ingresan a la fábrica, para luego cambiar su posición y quedar en nada", explicó Felipa Chambi, una de las vecinas afectadas.

http://eldiario.net/noticias/2011/2011_06/nt110615/5_18nal.php