Dámaso Quispe hace entrega de frazadas (ATIPIRI).
El Alto, 5 Jul. (ATIPIRI).- El rector de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), Dámaso Quispe, estudiantes y docentes de las carreras de Medicina, Odontología y Enfermería llevaron atención médica y frazadas a las familias damnificadas por el deslizamiento de Kupini, al este de la ciudad de La Paz.

Desde muy temprano, cerca de 100 estudiantes y docentes del centro de estudios superiores visitaron los ocho campamentos donde se encuentran más de 350 familias que perdieron sus viviendas como consecuencia del deslizamiento en Kupini y en otras zonas de la sede de gobierno.

Según un boletín institucional de la UPEA El Alto, los especialistas llevaron atención sanitaria y medicamentos para prevenir enfermedades prevalentes de la época, en especial las infecciones respiratorias agudas (IRA) e infecciones intestinales, además de fluorización dental y control de peso y talla de los menores de edad, informó Patricia Bernal, directora de Interacción Social y Bienestar Estudiantil de la UPEA.

El coordinador del campamento 6, Mario Aruquipa, comentó que desde hace algún tiempo dejó de llegar ayuda continúa para las personas perjudicadas, por lo que la atención que brindó la UPEA es muy importante, más aún tomando en cuenta del frío de la época.

Por otra parte, la UPEA dejó más de 350 frazadas para combatir la época invernal que reina en el país, que afecta en mayor medida en las carpas donde se carece de un mejor resguardo. Esta muestra de solidaridad forma parte de la recolección de recursos de la planta administrativa y directores de carrera.

El Rector de la UPEA calificó como un éxito la visita a los perjudicados por el mega deslizamiento, pues se llegó con ayuda a las zonas más alejadas, las que generalmente no reciben la suficiente ayuda de las instituciones.

"Nuestros hermanos nos piden que debemos llegar a todos lados, algunas organizaciones llegan a sectores cercanos y más bien ignoran los sectores alejados, por eso nos llena de satisfacción poder atender a nuestros de acuerdo con lo que ellos nos han pedido", declaró Quispe.

La máxima autoridad universitaria recordó que este apoyo fue aprobado en el Honorable Consejo Universitario (HCU), por lo que se decidió el descuento a los trabajadores administrativos y a los jefes de carrera para recaudar dinero para la compra de frazadas y otros insumos sanitarios.

"La universidad no ha querido quedar indiferente, nosotros tenemos ese compromiso y ese principio de responder a la realidad social, y ésta es una muestra de que los estudiantes, docentes, personal administrativo y autoridades de la UPEA se solidarizan para aportar con estos insumos", comentó la vicerrectora Elizabeth Condori.

La Directora de Interacción Social dijo que el apoyo llegó en una época propicia, "los vecinos han manifestado su gratitud por la época de invierno y las bajas temperaturas. Más de cien estudiantes visitaron a las familias carpa por carpa para dar atención médico, así es que califico esta campaña como muy positiva".

"Hace tiempo que estoy enfermo, sigo con medicamentos; prácticamente andamos sedados por los calmantes que nos dan", dijo Aruquipa, quien pidió a las autoridades de la Alcaldía y la Gobernación paceñas que construyan viviendas prefabricadas para dar mayor resguardo a las familias.

"Todos estamos enfermos, los niños tienen tos, porque la gripe y el resfrío fuerte están; yo tengo cinco hijos y sufrimos harto por el frío", contó Elizabeth Chipana, vecina de los campamentos ubicados en la zona de Callapa.

NIÑO RECIÉN NACIDO

UPEA El Alto, entrega ayuda humanitaria (ATIPIRI).
Ante la desgracia que afectó a esta gente, un hecho llenó de alegría y esperanza en las carpas, el nacimiento de un niño, quien ahora debe vivir en una carpa junto a sus padres y sus dos hermanos.

Alberto Ucharico Mamani, padre del bebé, contó que su hijo nació gracias a una cesárea de extremo riesgo tanto para Martha Surco, la madre, como para el neonato, quien todavía no tiene nombre.

"He perdido todo con el deslizamiento, soy albañil y he perdido todas mis herramientas, pero tengo salir adelante por mis hijos, lo único que queremos es tener una buena salud para seguir luchando y salir adelante", manifestó Mamani.

La noche del sábado 26 de febrero, cientos de familias tuvieron que salir de sus domicilios debido al deslizamiento de tierra en el sector este de la ciudad de La Paz, que afectó a Kupini y a otras siete zonas.

http://radioatipiri.blogspot.com/2011/07/lleva-ayuda-humanitaria-la-upea-el-alto.html