El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro, lamentó la decisión de las juntas vecinales de El Alto de no asistir a la reunión convocada para este jueves por el Ejecutivo, con el presidente en ejercicio Álvaro García Linera, para atender las demandas de ese sector.

    En una conferencia de prensa dictada en Palacio de Gobierno, Navarro dijo que es una decisión incomprensible porque reveló que en la reunión estaba en agenda "cada punto de la demanda que plantearon los hermanos alteños".

    "Lamentamos mucho que los compañeros de la juntas vecinales de El Alto hayan tomado la decisión de no asistir al diálogo", remarcó, al recordar que el Gobierno ha resuelto gradualmente, "en función de las posibilidades económicas", las demandas de esa ciudad, considerada una de las más grandes de Bolivia.

    Insistió en que en la reunión con el Presidente en ejercicio, por el viaje de Evo Morales a China, se iban a plantear y discutir las demandas que los dirigentes de las juntas vecinales definieron en reuniones internas.

    Los dirigentes de El Alto amenazaron con un paro cívico el próximo 15 de agosto en demanda de mayores inversiones y sobre todo para exigir que se realice este año el censo de población y vivienda, para determinar el crecimiento vegetativo de esa ciudad y la asignación de mayores recursos económicos.

    Por otra parte, el Viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales anunció que el Presidente en ejercicio envió otra invitación al principal dirigente de la Central Obrera Departamental de El Alto, Remigio Condori, y a los dirigentes del Comité Ejecutivo de esa entidad, para una reunión el viernes, también en Palacio Quemado, para discutir esas demandas.

    "Por lo tanto nuestro Gobierno y el presidente están aperturando las puertas como nos hemos caracterizado desde 2006, para establecer no solo mecanismos de dialogo, sino de resolución de las diferentes demandas de las instituciones cívicas, sociales y campesinas, en función de las posibilidades económicas que tiene el Estado", argumentó.
ABI