La Ley de Promoción Económica 2685 para la ciudad de El Alto se
promulgó el 13 de mayo de 2004 con el objetivo de incentivar la
inversión empresarial nacional y la generación de empleo digno


Producción. Un grupo de operarios trabaja en el área de costura de una
empresa textilera instalada en El Alto. Foto: Archivo Pedro Laguna
La Razón / Édgar Toro Lanza
00:00 / 15 de enero de 2012
A siete años de vigencia de la Ley de Promoción Económica 2685 de El
Alto, 33 empresas decidieron asentarse en esa urbe, con inversiones
que suman $us 117.331.136; generan 3.687 empleos y el 60% corresponde
al sector textil exportador.

La información estadística incumbe al seguimiento que realiza el
responsable de Empresas Grandes y Medianas de la Ley 2685, Esdras
Mancilla Condori, del Gobierno Municipal de El Alto.

La Ley 2685 fue promulgada el 13 de mayo de 2004. Al año siguiente
fueron dos empresas las primeras en acogerse. En las gestiones de 2005
a 2010 subieron a 29 las iniciativas privadas que se acogieron a los
beneficios impositivos, con una inversión que alcanzó los $us
39.292.168. El impacto socioeconómico se puede medir en la generación
de 3.540 empleos directos y 7.343 indirectos.

Mancilla precisó que en la gestión 2011 sólo cuatro empresas se
instalaron en El Alto bajo esta norma, con una inversión de $us
78.038.967. Este monto, sumado a las inversiones privadas de los
pasados seis años ($us 39.292.168) generaron un total de $us
117.331.136 para la urbe alteña, habiendo un incremento de $us
38.746.799.

En la gestión 2011, las cuatro empresas sólo crearon 147 empleos
directos y 410 indirectos. En los siete años de vigencia de la norma
de atracción de inversiones se originaron 3.687 empleos directos y
7.753 indirectos.

La Ley de Promoción Económica fue creada en 2004, en la gestión del
alcalde José Luis Paredes, y promulgada en la presidencia de Carlos
Mesa. Su objetivo es incentivar a empresas nacionales y extranjeras
para que construyan y produzcan en El Alto con facilidades en el tema
impositivo. La clave es la formalidad y presentar el plan de
inversiones.

En 2005, las primeras empresas que se acogieron a esta norma fueron
Altifibers SA, una fábrica dedicada a la hilandería y tintorería ($us
628.572); Vimtex de manufacturas textiles ($us 89.796); y Tecnopor de
productos de plástico en forma de primaria y caucho sintético ($us
931.076).

El informe revela que en 2006 ninguna empresa utilizó el beneficio. Lo
contrario ocurrió en 2007 cuando se instalaron 11 industrias. En 2008
subió el interés y se inscribieron otras 12. En 2009, año de la crisis
financiera global, apenas una industria decidió invertir. En 2010
ninguna lo hizo. Esa tendencia cambió el año pasado; cuatro empresas
se acogieron.

Mancilla informó que actualmente hay seis empresas en proceso de
aprobación de sus planes de inversión en El Alto.

Un dato relevante es que la empresa Trigal SRL es la de mayor
inversión con $us 10.939.634. Esta industria elabora productos
metálicos. La segunda con mayor monto de inversión fue Tunopatex con
$us 6.391.690, dedicada al hilado de fibra acrílica.

La empresa registrada con la menor inversión es la Hilandería de
Trabajadores Bolivianos (Hiltrabol) con $us 11.690. Cabe destacar que
era la ex Hilbo en quiebra y fueron los empleados de la fábrica textil
que asumieron el reto de levantarla, en base a la Ley de
Reestructuración Voluntaria de Empresas.

El 60% de las empresas pertenece al rubro textil. En el 40% restante
operan industrias de manufacturas de acero, productos de camélidos,
fábricas de bebidas de alcohol, madera, vidrios, fideos, reciclaje de
desechos, entre otros.

El oficial mayor de Desarrollo Económico y Productivo del Gobierno
Municipal de El Alto, Édgar Velasco, destacó que El Alto continúa
ofreciendo ventajas a inversores de Perú y Chile.

Beneficios de la ley de promoción

Incentivos

Toda nueva industria que se establezca en El Alto quedará liberada del
pago de Impuesto a las Utilidades (IU) por un periodo de 10 años.

Arancel

Se liberan del Gravamen Arancelario (GA) y del Impuesto al Valor
Agregado (IVA importaciones) toda maquinaria importada que no sea
producida en el país para su instalación en las industrias alteñas.

Fábricas

Las construcciones y edificaciones nuevas que se realicen para el
funcionamiento de industrias y hoteles en El Alto quedan liberadas del
Impuesto a la Propiedad de Bienes Inmuebles por un periodo no mayor a
tres años.

Fuente http://www.la-razon.com/suplementos/financiero/anos-empresas-invierten-millones-Alto_0_1540646021.html