La Policía alteña se reorganiza e identifica 6 zonas peligrosas .


      APG
      APG
      Parte del equipamiento que recibió ayer la Policía alteña.

        Gobierno reconoce que la burocracia perjudica lucha contra el crimen


        SEGURIDAD El Ejecutivo entregó ayer vehículos y equipamiento para los efectivos del orden de El Alto.

      La Policía de El Alto inició un proceso de reorganización interna para efectivizar su labor contra la delincuencia, y en esa tarea detectó seis zonas especialmente peligrosas de esta urbe en las que intensificará su patrullaje con la designación de más efectivos. 

      En este contexto, y en medio de una creciente ola de crímenes y ajusticiamientos por parte de los vecinos, cansados por la inseguridad, el Gobierno reconoce que hay una innecesaria burocracia que retrasa y hasta impide la ejecución de proyectos de seguridad y el equipamiento de la Policía.

      "Tenemos un último mapeo en el que se establecen las áreas de mayor riesgo, donde se cometieron los últimos hechos delictivos. Las zonas identificadas son Villa Adela, Villa Santiago II, la Ceja, Río Seco, 16 de Julio y Villa Alemania", afirmó el comandante regional de la Policía de El Alto, coronel Édgar Carrasco.

      Luego de admitir que no cuentan con el personal ni los recursos necesarios para cumplir una labor sostenida y de cobertura total en la urbe, el uniformado señaló que a esas zonas se designará a la mayoría de los 250 efectivos con los que cuentan, y explicó que diferentes unidades policiales realizarán operativos focalizados con el fin de detectar a los antisociales.

      Carrasco dijo que la gente tiene que estar al tanto de la situación actual en El Alto para tomar previsiones, pero además pidió que confíen en la Policía y no intenten hacer justicia por sí mismos. "Nosotros estamos haciendo todos los esfuerzos para que regrese la calma", dijo. 

      En un acto efectuado en la avenida 6 de Marzo, el Ejecutivo entregó ayer a la Policía diez vehículos, 20 radares, 40 laptops, 40 impresoras, 20 cámaras de seguridad, 180 handies, 40 antenas, además de chalecos y otros implementos.

      El viceministro de Seguridad Ciudadana, Miguel Vásquez, confesó sentir impotencia ante la burocracia del Ministerio de Gobierno y otras instancias, que impide efectivizar varios proyectos de seguridad ciudadana. 

      "Estos equipos estaban listos el año pasado, pero no se pudieron entregar porque hay trámites y más trámites. Agradezco al ministro (de Gobierno Carlos) Romero por haber hecho las gestiones estos días", manifestó.

      Asimismo, contó que un proyecto para instalar dispositivos GPS (de detección satelital) para los vehículos de transporte público, también está estancado. "Así como ése, hay otros que siguen durmiendo y a mí ya me dan ganas de llorar. Pedimos que los trámites, especialmente en temas de seguridad, se faciliten porque la gente sufre y necesita sentirse protegida", enfatizó.

      Romero admitió que existe una compleja burocracia estatal. "Las expresiones de nuestro viceministro buscan visibilizar la necesidad de que el aparato público sea más ágil y eficiente y, claro que sí, estamos de acuerdo".

      "La Policía debería escuchar al pueblo, no a las autoridades. Necesitamos que nos resguarden. Ojalá que los equipos y los vehículos que se entregaron no sean utilizados sólo un tiempo y después guardados por falta de mantenimiento o por falta de repuestos", alertó Damián Condori Luján, vecino de El Alto que presenció el acto de entrega.

      Casi como respondiéndole, el comandante departamental de la Policía, coronel Alberto Aracena, manifestó que los equipos se comenzarán a utilizar de inmediato en las zonas más peligrosas.

      La Policía alteña

    • Efectivos La ciudad de El Alto cuenta con solamente 250 policías para patrullar las calles y avenidas. La urbe cuenta con al menos un millón de habitantes.


    • Militares El ministro de Gobierno, Carlos Romero, señaló ayer que se prevé que militares coadyuven la labor policial en las zonas más inseguras de El Alto y otras ciudades.


    • Brigadas Vecinos de El Alto se organizan, a través de brigadas y vigilantes que alertarán a la Policía sobre casos delictivos para que actúen de inmediato.


    • Castigo Los vecinos amenazan con ajusticiar a los delincuentes que sean sorprendidos cometiendo algún crimen.



http://www.paginasiete.bo/2012-03-06/Nacional/Destacados/5Nac00106-03-12-P720120306MAR.aspx


Previous
Next Post »