Una inspección realizada ayer en la Ceja de El Alto, desde las 07.00
hasta las 10.00, entre la Alcaldía, Tránsito, la Central Obrera
Regional (COR) y choferes, encontró que los factores de mayor
conflicto para el tráfico vehicular son la calle 2 y la avenida 6 de
Marzo, y el asentamiento de comerciantes.


Control. La comisión interinstitucional recorre la calle Franco Valle
de la Ceja de El Alto.
La Razón / Miguel Rivas / El Alto
01:43 / 11 de abril de 2012
Todas las instituciones participantes de la revisión coincidieron en
que la calle 2 es el punto más conflictivo para el transporte público.
Para el coronel Hernán Carrasco, si se soluciona el tráfico en ese
sector, la Ceja podría descongestionarse. "No es el único lugar, pero
sí el más importante, puesto que no se respetan las paradas y los
choferes bloquean el acceso de la calle 2. Sumado a ello, están los
comerciantes que se asientan en plena vía y quitan de ese modo la
posibilidad de circular en dos carriles".

Entre las calles 1 y 2, sobre la avenida 6 de Marzo, existen al menos
30 comerciantes apostados sobre la avenida. En la esquina de la calle
2, los vehículos paran para dirigirse a las zonas de los distritos 3 y
8, y rumbo a la plaza San Francisco.

Vecinos del área se quejan de que estos motorizados no los llevan
hasta las paradas establecidas en La Paz, sino hasta la Pérez Velasco.
La decisión de realizar el examen fue resultado de una reunión
realizada el lunes, por primera vez entre todos los actores
involucrados en el tema.

El objetivo es el de consensuar medidas para resolver los problemas
que se identifiquen. Tránsito insistió en llegar a acuerdos,
especialmente con los choferes, para no tropezar con la oposición o el
desacato a las medidas a implementarse. El jueves, los actores
volverán a encontrarse para presentar sus evaluaciones y proponer
medidas a fin de paliar el atolladero. Con estos insumos, la Alcaldía
redactará un documento consolidado para aplicar un proyecto que
descongestione el casco central alteño.

Comercio. El oficial mayor de Obras y Medio Ambiente de la
municipalidad, Carlos Lima, quien participó de la inspección
interinstitucional, expresó que el asentamiento de gremiales es otro
factor que afecta a la circulación vehicular. "No sólo perjudican a
los vehículos, sino también a las personas porque hay muchos
asentamientos".

La misma posición fue expresada por el secretario ejecutivo de la
Federación Andina de Choferes 1 de Mayo, Ismael Fernández. "Se ataca
mucho a nuestro sector, pero nadie controla a los hermanos gremiales".

El director del Organismo Operativo de Tránsito (OOT), coronel Hernán
Carrasco, anunció que solicitará al municipio el retiro de los
estacionamientos momentáneos. "Debe haber paradas fijas porque existe
un mal uso de las que hay actualmente".

El ingreso a la avenida Naciones Unidas es otro punto a aliviar. El
congestionamiento aquí es consecuencia de que minibuses, micros y
carrys se quedan estacionados para completar la capacidad de
pasajeros. También se coincidió en que las obras inconclusas en la
Ceja, como la de los mingitorios, contribuyen al embotellamiento.

Hay 80 mil vehículos

En la Dirección de Recaudaciones se cuenta con un registro de, al
menos, 80 mil vehículos, entre públicos y privados, que transitan a
diario por las principales arterias de esta urbe y se prevé un
incremento del 15% en 15 años.

Los choferes darán plazos para el alza de pasajes

El secretario ejecutivo de la Federación Andina de Choferes 1 de Mayo
de El Alto, Ismael Fernández, anunció que se reunirán entre los
secretarios ejecutivos de los diferentes sindicatos de transporte de
esa ciudad a fin de determinar un plazo "fatal" para "la nivelación de
los pasajes".

Se busca una solución al congestionamiento vehicular, dijo, "pero no
se está tratando el tema que ha originado todo este movimiento social
e institucional, por lo que vamos a determinar en una reunión dar
plazos fatales a la Alcaldía para que se efectúe un estudio y
resultado sobre la nivelación de pasajes".

Enfatizó en que el tratamiento de las tarifas es prioritario ya que
solucionaría los demás temas. Según su criterio, cualquier propuesta
para mejorar el transporte público pasa necesariamente por el
incremento del pasaje de 1,00 a 1,50 bolivianos.

Sin embargo, la Alcaldía no puede hacer esto sin previo estudio y
consenso de la población, respondió el oficial mayor de Obras y Medio
Ambiente, Carlos Lima. "Esto no puede ser de manera unilateral, existe
un reclamo general y se lo debe respetar. Sí se hará el estudio, pero
eso también lleva su tiempo e incluso su presupuesto".

http://www.la-razon.com/ciudades/Gremiales-atolladero-complican-trafico-Ceja_0_1594040609.html