Viceministro Mendez asegura que proyecto Peñas será concluido en diciembre


El proyecto es realizado con la intención de que la represa pueda abastecer del líquido necesario a toda la población alteña.


Según la autoridad, la construcción de la represa en la mencionada localidad paceña podría tener un costo total de 70 millones de dólares

El viceministro de Agua y Saneamiento Básico, Rubén Méndez, confirmó a EL DIARIO que el proyecto de agua en Peñas será concluido en diciembre próximo con un valor de dos millones de bolivianos.

Por su parte, la sub-jefa de Unidad Nacional (UN), Soledad Chapetón, lamentó que no se cuente con información respecto al financiamiento adquirido para la ejecución del proyecto.

De acuerdo con la autoridad del Ejecutivo, la conclusión del proyecto definirá la cantidad exacta de los recursos para la construcción de la represa así como la capacidad de almacenamiento de agua de la misma. Cabe destacar que no se descarta tomar la sugerencia de que sea instalada más de una represa en la zona.

"Por el momento se van a realizar reajustes en el diseño final del Proyecto, el mismo que será presentado en el mes de diciembre dejando el tema de las fuentes de financiamiento para la gestión 2013 y la ejecución para la próxima gestión", indicó Méndez.

El viceministro Méndez señaló que el proyecto definirá los detalles y la capacidad de almacenamiento de agua potable, en tanto que se calcula que la construcción podría tener un valor de 70 millones de dólares, monto que deberá ser financiado, posiblemente, por organismos internacionales y nacionales.

A su turno, la sub-jefa de Unidad Nacional (UN), Soledad Chapetón, lamentó que el financiamiento para la ejecución de la obra no esté claro. "De acuerdo con la información que hemos solicitado en la localidad de Peñas el 2011, se conoce que las autoridades de Gobierno aseguran que la conclusión de las obras será en un año, lastimosamente se vuelve a mencionar el proyecto pero sin aclarar el financiamiento", afirmó la representante.

Chapetón recuerda que en la pasada gestión se hablaba de 60 millones de dólares como monto inicial para la construcción del proyecto, de los cuales $us 40 millones estarían siendo solicitados como garantía por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

"Es por todo ello que no creemos que el proyecto como tal se concluya el 2016 como se anunció y por el contrario podría durar muchos años más. Por lo tanto, las únicas represas con las cuales contamos son la de Tuni Condoriri, de la zona de Alto Lima, que debería estar dotando del suministro de agua potable a 100 litros de agua por persona al día, el mismo que fue a la fecha reducido mediante el plan de contingencia, actualmente sólo estaría respondiendo a la demanda de 800 mil habitantes y no a la totalidad de pobladores con los que cuenta esta ciudad", expresó.

Sobre el tema, las organizaciones sociales de El Alto, como la Central Obrera Regional (COR) y la Federación de Juntas vecinales (Fejuve), se reunirán con las principales autoridades del Ejecutivo en Palacio de Gobierno a partir de las 05:00 con el propósito de obtener compromisos para que se suspenda la disminución en el servicio de agua potable y acelerar la ejecución del proyecto Peñas, confirmó el ejecutivo del ente vecinal Javier Ajno.

Chapetón critica que las autoridades del Ejecutivo no prioricen y planifiquen políticas Públicas a su tiempo, retomando anuncios que sólo surgen ante la presión social, aspecto que compromete a dirigentes sociales como cómplices de dichas postergaciones.

"Los primeros que incumplieron son el Ministerio del Agua, la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento de La Paz y las propias autoridades del Ejecutivo quienes en su momento anunciaron que se ejecutaría dicho proyecto de prevención, pero, actualmente, vemos con preocupación que no se tiene clara ni la definición de una empresa transitoria que administre el servicio básico, por lo tanto el descuido es mutuo y a ello se suma la dirigencia de las organizaciones vecinales y laborales, quienes buscan hacer el papel de bomberos de un conflicto social como acción de su implicancia militante al oficialismo antes que mostrarse como representantes de los sectores afectados", concluyó la entrevistada.

El Diario

Previous
Next Post »