Esto es lo que pasa todas las tardes en la Ceja de El Alto, mientras el Gobierno Municipal de El Alto, afirma que este problema no existe.