A pesar de las negociaciones por las tarifas, la población alteña mantiene sus protestas contra el servicio público.

Osvaldo Ibáñez, secretario de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto, expresó que este ente descalifica la propuesta de incrementar la tarifa del transporte entre las ciudades de La Paz y El Alto en un 50%, por lo que exigen que la Gobernación regule dicha "ilegalidad".

Además, Ibáñez calificó de "oportunismo" la determinación del sector de los chóferes quienes en una reunión con el burgomaestre de la ciudad de La Paz, Luis Revilla, y dirigidos por su representante Ismael Fernández, propusieron el incremento de pasajes de Bs 2,50 a 3,80, aspecto que responde a una ausencia de principio de autoridad.

"Nuestras autoridades, durante todo este tiempo, no han funcionado, creando un territorio de nadie entre La Paz y El Alto, donde nadie regula el precio de los pasajes y menos el cumplimiento de las rutas", afirmó Ibáñez.

Para el representante vecinal las autoridades definidas por ley, como el Organismo Operativo de Tránsito (OOT) y la Gobernación, son las responsables de controlar que se mantenga el costo de los pasajes en el transporte interciudad, así como son los encargados de velar por el servicio que deben prestar cada sindicato de parada a parada.

"Por lo tanto, el incremento de pasajes que fue anunciado por parte del sector del transporte, es ilegal y se convierte en un robo, como tal debe ser sancionado por las autoridades pertinentes de cada sector", indicó el representante vecinal.

Por otra parte, anunció que la Comisión del Transporte de la entidad vecinal, en una reunión a realizarse este sábado, definirá, junto con el Ejecutivo Municipal y representantes del sector del volante, la situación de los pasajes en la ciudad de El Alto a pesar de que choferes puedan ausentarse de dicho encuentro.

Ante este acercamiento, el representante vecinal adelantó que una nueva reunión este martes podría determinar una nueva escala tarifaria.

Cabe recordar que la Fejuve propuso, como alternativa de un posible incremento, que los pasajes en el casco urbano se mantengan en Bs 1 y de incrementen a Bs 1,30 en tramos largos o de parada a parada, fuera de que este aumento de 30 centavos sea aplicado también en el pasaje nocturno.

"Por lo tanto nosotros emplazamos a la instancia policial del OOT que colabore con los controles del servicio que presta el sector del transporte público, caso contrario se pone en riesgo la posibilidad de generar acciones de protesta por parte de las juntas vecinales de los 14 distritos municipales", explicó el representante vecinal.

Entretanto, según la versión de Ibáñez, los compromisos anunciados por parte de las autoridades de Tránsito de suspender las paradas momentáneas, denominadas terminales improvisadas, son también un perjuicio para los transeúntes porque el sector del transporte prefiere realizar un descanso de más de media hora antes de continuar con el recorrido de su ruta, lo que causa que la población deba abandonar dicho transporte para luego subir a otra línea que le pueda acercar a su destino.

Asimismo, Ibáñez observa que las sanciones realizadas por las juntas vecinales a algunos sindicatos del transporte zonal, debido al incumplimiento de ruta, no fueron aplicadas como consecuencia del monopolio que se ejerce en estos sectores, por lo que exigirán que el precio del pasaje se mantenga al interior de la ciudad así como en lo referente a la conexión con La Paz, caso contrario advierten con asumir ellos la regulación del servicio.


El Diario.