El relleno sanitario de Villa Ingenio recibe cada día los desperdicios acumulados en las distintas zonas de la urbe alteña.
Se informó también que en la actualidad no se piensa en el cierre del relleno sanitario ya que aún se contaría con espacio en la zona de Villa Ingenio.
El director de Gestión de Residuos de Sólidos del Municipio de El Alto, Mario Siñani, dio a conocer que a pesar de la mejoras en el tratamiento del relleno sanitario todavía se tienen algunas deficiencias debido a que muchos de los procesos no son manejados de forma adecuada y que no se encuentran en conformidad con las normas ambientales.
De acuerdo con el funcionario son varios los temas que actualmente continúan especialmente en el tratamiento de las aguas lixiviadas, ya que este tema es una de las funciones determinantes existentes en un relleno sanitario que corresponde a la evaporación de los mismos.
Según la explicación del encargado de este sector del municipio, para un tratamiento adecuado se precisa más espacios, pero el posible cierre que se está efectuando de acuerdo con las normas.
Asimismo, se dio a conocer que en el momento se están creando otras celdas para el tratamiento de la basura que a diario se deposita en este sector de Villa Ingenio de la ciudad de El Alto.
Mientras que en cuanto a los líquidos lixiviados que se producen, se informó que sólo se están tratando el 25 por ciento, que no es suficiente debido a la falta de presupuesto y que las mismas puedan servir para el riego del mismo relleno sanitario.
“La diferencia es que está protegido el antiguo botadero, por tanto no hay residuos que puedan salir de él, está cerrado, controlado, protegido de la lluvia, en la época lluviosa provocaba problemas y por tanto se ha cubierto con una capa de plástica que evita el ingreso de agua por las lluvias. La visita que hemos hecho es muy satisfactoria, estamos contentos del trabajo hecho por la compañía adjudicataria los ingenieros y el municipio de El Alto en un trabajo colectivo”, destacó, por su parte, el director de la Agencia de Residuos Catalunya, Josep María Tost i Borras.
Por otra parte, Siñani agregó que “en el momento no se está pensando en el cierre del relleno sanitario, porque todavía el mismo cuenta con algunos espacios en el sector como las celdas donde se están efectuando el trabajo respectivo, por eso que por el momento no existe esa posibilidad”.
Sin embargo, se indicó que una vez que se ordene el cierre definitivo se tiene planificado, por parte del municipio, la expropiación de 50 hectáreas ya verificadas de acuerdo con una ordenanza municipal, lo que ya no será un relleno sanitario sino un complejo de tratamiento de residuos sólidos donde se implementarán una planta de compostaje, un vivero municipal y un área destinado para un centro de rehabilitación terrenos que estarían en el mismo distrito de Villa Ingenio.
Por otro lado, se cuenta con una planta piloto de compostaje que tiene un 51 por ciento de financiamiento por parte del Gobierno de España. “Este tema se trata del proceso biológico aeróbico, que mediante el cual los microorganismos actúan sobre la materia rápidamente biodegradable (restos de cosecha, excrementos de animales y residuos urbanos), permitiendo obtener, abono excelente para la agricultura”, finalizó.

Fuente: El Diario.