Choferes bloquean El Alto para evitar el traslado de la terminal

Tráfico. Alcaldía y transportistas negocian el reordenamiento

Protesta. Los buses de transporte interdepartamental de El Alto bloquean la avenida 6 de Marzo en contra del traslado de la terminal.

Protesta. Los buses de transporte interdepartamental de El Alto bloquean la avenida 6 de Marzo en contra del traslado de la terminal. Eduardo Schwartzberg.

La Razón / Miguel Rivas / El Alto

02:42 / 11 de octubre de 2013

Los transportistas interdepartamentales que usan la terminal de El Alto bloquearon ayer la avenida 6 de Marzo y los accesos a esa parada. Se oponen al traslado de este punto de estacionamiento provisional, que pretende la Alcaldía, cuyas autoridades se mostraron ayer inflexibles.

La medida fue asumida desde las 23.00 del miércoles. Los buses y surubíes (vagonetas) se estacionaron en la avenida 6 de Marzo, entre las calles 3 y 6, cerraron el carril de salida del aeropuerto por la avenida Héroes del Kilómetro 7 y las calles adyacentes a la vía Evadidos del Paraguay en Villa Bolívar A.

"El cambio no es negociable. La propuesta de los diferentes sindicatos y operadores es que la terminal se amplíe en la zona donde se encuentra actualmente y que se distribuyan de acuerdo con el destino al que se dirijan", explicó la posición de los transportistas el secretario ejecutivo de buses de El Alto, Richard Martínez.

En respuesta, el titular interino de la Dirección Especial de Movilidad Urbana y Transporte, Ernesto Machicao, afirmó que el planteamiento de los transportistas es inviable y anunció que la Alcaldía agotará todas las instancias de diálogo para lograr el traslado de la terminal.

"El cambio de ubicación ya estaba consensuado, es un problema interno lo que ha generado el bloqueo. Lo que ellos plantean es inviable y eso fue explicado en todas las reuniones".

La propuesta de reubicar la terminal fue anunciada en mayo, pero no se logró este cometido por la oposición de los choferes, quienes entonces bloquearon el ingreso a la actual parada arguyendo que no tenían conocimiento del planteamiento.

Ayer en la mañana, el Director de Movilidad Urbana llegó hasta el punto del bloqueo para dialogar con los conductores. Hubo una cuarto intermedio a mediodía, y en la tarde se reanudaron las conversaciones. Según Martínez, estas negociaciones proseguirán hoy a las 14.00.

Lo único que consiguió este conversatorio fue la suspensión de la medida de presión, de modo que en la noche se despejó la vía principal de El Alto. Pero no avanzó en un posible acuerdo acerca del traslado o no de la terminal de buses.

Martínez aseguró que hoy dialogarán sobre la base de un reordenamiento de la parada de buses, pero en el mismo sitio en el que actualmente se encuentra, en la calle Evadidos del Paraguay. La Razón no pudo contactarse con Machicao.

La propuesta inicial de la Alcaldía de reubicación de la parada provisional fue llevarla a Santiago II, pero en vista de la oposición de los transportistas cambió por la zona Villa Bolívar E, donde realizó mejoras en las avenidas que tendrían que utilizar las góndolas. La Alcaldía había asegurado que el cambio tenía consenso.

No quieren pagar por  alquileres

Casetas

Los operadores de la terminal de buses de El Alto aseguran que por mes pagan por concepto de alquiler de una oficina, en una vivienda privada, entre Bs 2.500 y Bs 3.000. Dijeron que ya no quieren hacerlo y pidieron que se instalen casetas en la terminal bimodal.

Adjudican la adquisición de buses Sariri

La empresa Fabros Motors  se adjudicó, hace una semana, la dotación de 60 buses de servicio público masivo para El Alto. Cada uno de los cuales le costará a la Alcaldía alteña 174.000 dólares. La propuesta global de la compañía fue de 73 millones de bolivianos.

El jefe interino de la Dirección Especial de Movilidad Urbana y Transporte, Ernesto Machicao, dio la información y señaló que  "se adjudicó a la empresa con menor precio de oferta". También se presentaron Maxprint y Toyota.

Se prevé que la entrega de los 60 buses se concretice en marzo de 2014. Cada motorizado deberá ser capaz de trabajar a 4.000 metros sobre el nivel del mar, tener una longitud de 12 metros, operar a gas y tener suspensión neumática.

Los vehículos de transporte masivo deberán tener, además, los asientos acolchonados, música de ambiente, un sistema led para televisión, zona wifi de internet y un pequeño recipiente para residuos sólidos (basurero) y una capacidad para 80 personas sentadas.

La secretaria de Hidrocarburos de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto, Guadalupe Daza, consideró que estos buses están siendo adquiridos con sobreprecio, porque los comparó con las góndolas que compró la Alcaldía de La Paz. Pero estas últimas son de menor capacidad.

Fuente:  La Razón

Previous
Next Post »