La marcha de los padres de familia obstaculizó el tráfico vehicular en las avenidas Juan Pablo II y 6 de Marzo en la Ceja alteña.

Padres de familia de la Unidad Educativa Walter Alpire marcharon ayer exigiendo justicia ante la muerte de un menor quien fue atropellado por una ambulancia en la carretera a Laja.

En el accidente ocurrido un mes atrás fueron también embestidos por el automóvil dos hermanos del menor fallecido, quienes sufrieron lesiones de consideración.

Según las declaraciones de Rubén Apaza, quien formó parte de la marcha de protesta, actualmente, la familia de los tres menores responsabiliza del accidente al alcalde de Tiwanaku, Marcelino Copaña, y al fiscal Edgar Alarcón ya que se habría liberado al supuesto conductor responsable del atropello, identificado como Juan Carlos Aduviri.

La movilización de los padres de familia se efectuó en un recorrido por las avenidas 6 de Marzo y Juan Pablo II, donde se exigía justicia ante la presunta "acción improcedente" por parte del fiscal Calderón quien habría favorecido al chofer que atropelló a los menores al aceptar su liberación hace más de un mes.

"Exigimos justicia y que los fiscales como Alarcón que han demostrado ser corruptos y aceptar favorecer tanto al homicida del chofer como, asimismo, liberar la ambulancia con la que se ha atropellado a los tres menores, dándose a la fuga sin llegar a socorrer", afirmó Apaza.

Bajo la opinión de los padres de familia, la liberación tanto del conductor Juan Carlos Aduviri, como la salida del vehículo con la aceptación del fiscal son una prueba del grado de corrupción que se mantienen en esferas del Ministerio Público, mientras que el padre de familia de los tres menores que fueron atropellados en la carretera a Laja aseguró que los dos menores heridos continúan en recuperación.

"Para los ricos hay justicia, el fiscal del caso ha aceptado incluso la intervención del alcalde de Tihuanacu quien no sólo protegió al chofer y se convirtió en cómplice del delito de homicidio, sino que personalmente ha tramitado la salida del motorizado sin ninguna sanción en su contra a pesar de que él tiene conocimiento donde vive y a donde ha fugado su chofer de la ambulancia quien había dicho en la localidad de Achocalla que sólo había atropellado a un perro", afirmó el presidente de la junta escolar de la unidad educativa Walter Alpire.

Más de 250 padres de familia que representan a la unidad educativa donde pertenecía el menor de 12 años, quien falleció luego de haber sido atropellado por la ambulancia del municipio de Tiwanaku hace un mes, efectuaron el recorrido hasta llegar a las puertas del Organismo Operativo de Tránsito (OOT), donde denunciaron la inoperancia y dejadez en la investigación por parte de sus operarios, quienes permitieron la libertad del chofer y de la ambulancia a requerimiento del fiscal Alarcón.

En el recorrido de la movilización madres y padres de familia dieron cuenta de que sus hijos son los que frecuentemente utilizan la carretera a Laja, tanto para llegar a su unidad educativa como para retornar a sus hogares, donde la ausencia frecuente es de funcionarios de parada quienes no se aproximan al lugar para cooperar a que los escolares puedan pasar la carretera sin ser atropellados.

En tanto las madres de familia denunciaron que la inhumanidad de las autoridades del municipio de Tiwanaku llega al extremo de mencionar que el chofer habría mencionado que sólo se atropelló a un perro y que por esa razón estaba abollada la ambulancia.

"También tenemos información de que en el interior de la ambulancia estaban un médico y una enfermera de esa misma localidad y que los mismos estaban en estado de ebriedad, es por eso que no quisieron responder al auxilio correspondiente que pedían los menores al haber sido atropellados por el vehículo", afirmó Clotilde Mamani, representante de la junta escolar.

Los padres de familia advierten al fiscal Alarcón en cumplir los procedimientos penales adecuados y dejar de parcializarse con el presunto homicida o el alcalde Copaña, supuesto cómplice del homicidio de un menor, de lo contrario advierten en ingresar en huelga de hambre al interior de la Fiscalía y exigen al Consejo de la Magistratura para procesar al servidor público Alarcón por omisión e incumplimiento de deberes.

Fuente: El Diario.