La represa permitirá que los distritos 1, 5, 6 y 8 puedan contar con un suministro de agua permanente, lo que para muchos vecinos no era alcanzable en la última temporada.

El presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), Javier Ajno, dio a conocer que alrededor de cuatro distritos municipales serán favorecidos con la construcción y funcionamiento de la nueva represa en la ciudad de El Alto.

Entretanto, el viceministro de Agua y Saneamiento Básico, Javier Zamorano, dio a conocer que la inversión llegaría a 100 mil bolivianos.

"Esta planta de tratamiento de agua es muy importante porque a través de ella se pretende incrementar alrededor de 110 litros de agua por segundo en esta urbe, producción que favorecerá a cerca de cuatro distritos municipales que en pasadas gestiones eran afectadas con el racionamiento de este líquido elemento", afirmó Zamorano.

El costo de la obra tiene un valor de 100 mil bolivianos y la misma se prevé que pueda estar atendiendo la demanda en la próxima gestión.

La nueva represa atenderá la demanda de los siguientes distritos municipales D-5, D-1, D-8 y D-6, donde si bien existe una conexión de las redes en un 100%, el incremento de esta demanda en pasadas gestiones ocasionó que en la temporada de invierno se reduzca el suministro, sobre todo los fines de semana, a menos del 65% del total.

Entre los distritos municipales que demandan una atención inmediata en el servicio de agua potable de los cuatro que podrían ser favorecidos con el suministro son el D-8 y D-6, los mismos que en varias ocasiones denunciaron la desatención por parte de la propia Empresa Social de Agua y Saneamiento (Epsas), instancia a la que demandaron las conexiones de las redes principales en pasados años.

La construcción de la planta de tratamiento de agua potable, de acuerdo con el viceministro Zamorano, favorece a más de 200 urbanizaciones que serán atendidas debidamente eliminando el racionamiento que cada gestión que debe afrontarse ante el incremento de la demanda de agua potable en más de un 200%.

En tanto que el Ejecutivo de Fejuve recordó que esta obra tiene un retraso de más de un año y que con la entrega realizada en la víspera se disminuye la posibilidad de enfrentar la reducción de este líquido elemento, sobre todo en temporada seca.

"Es una nueva represa que nos llegará a abastecer más del 10% en apoyo a la actual represa de Milluni, la misma que atiende no sólo al municipio de El Alto. Por lo tanto, dicha inauguración es parte de las demandas efectuadas por los vecinos", afirmó Ajno.

El representante recordó que aún queda pendiente la represa de Peñas, la misma que se mantienen en proyecto y el mismo podría ser definido a partir de la siguiente gestión con la finalidad de que la mencionada represa sólo llegue a atender a esta urbe.

La represa Peñas fue incluida en la demanda de los 28 puntos presentados por parte de la entidad vecinal al Gobierno, mientras que el tema de la demanda de atención del servicio básico de agua potable se convierte en una de las principales demandas que, de acuerdo con Ajno, recién las autoridades del Ejecutivo estarían buscando medios de inversión para tales atenciones.

EPSAS

Por su parte, la Empresa Pública Social de Agua y Saneamiento (Epsas) informó que la obra que fue construida con una inversión de 2,2 millones de bolivianos que fueron financiados por el MMAyA y con una contraparte de la entidad.

En medio de una multitud que se congregó en la planta de potabilización que administra Epsas en Alto Lima, se desarrolló el acto de inauguración formal de la ampliación de la mencionada planta que consiste en una construcción circular de 30 metros de diámetro, cuya función principal es de flocular y sedimentar el agua para que posteriormente sea potabilizada.

Además, Epsas anunció que en el marco de mejoramiento del servicio de agua potable, se tiene previsto la perforación de 14 pozos, de los cuales cinco estarán concretados hasta fines de este año.

Fuente: El Diario