El "trameaje" que consiste en el fraccionamiento de rutas, se registra en el espacio ubicado frente a las oficinas de Tránsito de El Alto. Los minibuses que prestan el servicio interciudad, dicen "hasta aqui nomas" y proceden a desalojar a los pasajeros.

Avanzan unos metros y reciben nuevos pasajeros, cobraran por el transporte de la Ceja a la Perez. En la Perez, repetiran la maniobra y asi...



 


En la Ceja, todas las mañanas, hay una inmensa cantidad de gente que espera un asiento de minibus, se pelea por un espacio y pierde un promedio de 15 - 25 minutos para encontrar un asiento, todos los días, con excepción de los dias sábados y domingos.



 

Metros mas allá, sobre el puente de la Autopista, los guardias municipales de transporte dependientes del Gobierno Municipal de El Alto (GAMEA) hacen show (ante las cámaras de medios de prensa o sin ellas), decomisando los letreros de los minibuses, cuando deberían estar ordenando el trafico mediante señalización móvil (conos y letreros).

Cada año, el GAMEA contrata centenares de guardias viales que se supone deberían colaborar en la mejora del transporte público.

En síntesis, el GAMEA no tiene la mínima intención de solucionar el problema del trafico en la ciudad de El Alto, para perjuicio de los habitantes de esta urbe.