Ciudades | 12-03-2014

Redacción central / Cambio

La Alcaldía de El Alto detectó un lenocinio y un Internet que expendían bebidas alcohólicas.


La Intendencia de la ciudad de El Alto clausuró ocho actividades económicas donde se comercializaban bebidas alcohólicas adulteradas, así lo informó el intendente municipal Yesid Guzmán.

Según la nota de prensa, en el operativo se localizó un lenocinio reincidente y un negocio de cabinas telefónicas que expendía estos productos sin contar con el permiso para dedicarse a este rubro.

De acuerdo con el funcionario, desde el día sábado se realizaron operativos extraordinarios en diferentes horarios, procediendo a la clausura de actividades que infringen los horarios establecidos para la comercialización de bebidas alcohólicas.

“Hemos podido cerrar un lenocinio en la madrugada del día sábado, que habría cometido varias faltas en lo que es esta actividad, por esta razón se ha procedido a la clausura; asimismo, se cerró un punto de cabinas telefónicas ubicado en la avenida Jorge Carrasco, entre las calles 1 y 2, cuyo propietario aprovechando las cercanías de discotecas de este sector se dedicaba a la venta de bebidas alcohólicas sin pertenecer al rubro”, sostuvo Guzmán.

Según la autoridad, este negocio de cabinas telefónicas tenía en sus depósitos bebidas alcohólicas sin contar con el permiso de comercialización, entre los productos se secuestraron botellas de cerveza, ron Cuba Libre de diferentes dimensiones.

Fuente: Cambio.