Denuncian que sospechosos de triple crimen son choferes

Gentileza PAT. Los familiares de las víctimas llegan a la plaza Murillo.

Daniela Romero / La Paz
Tres de los cuatro sospechosos del triple asesinato registrado en El Alto la  semana anterior son choferes del Sindicato de Minibuses  21 de Septiembre, según denuncia presentada por los familiares. Estos últimos dijeron que abordaron a los presuntos responsables de las muertes antes de ser detenidos por la Policía.  

Los detenidos -Édgar S.P., Luis Alfredo C.C., Marco P.C. y Reina Maribel A.M.- fueron identificados como los autores de haber matado a Nelly Paucara y a sus dos hijos, de seis y cuatro años.

 Bernarda Condori, madre de la víctima, contó que Reina A.M. era amiga de su hija. "Nelly  cuidaba a las dos  hijitas de esa mujer porque las abandonaba todo el día. Mi hija era ama de casa y costurera", explicó.

El cadáver de Nelly Paucara fue  encontrado el viernes dentro de un minibús con signos de violencia. Más tarde, la abuela de los niños halló sus cuerpos ensangrentados.  Ambos recibieron golpes en la cabeza y la madre de ellos fue víctima de violación y luego fue degollada.
 
  De acuerdo con las primeras investigaciones policiales, la víctima le comentó a su amiga que tenía el dinero para comprar un vehículo con su concubino, quien se encontraba en Chile.
Al parecer ésa fue la razón para que Reina A.M. contactara a sus tres cómplices, además del minibús con placa de control 2060- KKU,  el cual rondaba la casa de la víctima días antes del crimen. "El móvil es económico, la mujer detenida refiere haber sido muy amiga de la víctima", afirmó la abogada de la familia de los fallecidos, Mónica Irusta.

Según el relato de la madre, la amiga de su hija aprovechó el viaje de la pareja de Nelly Paucara para cometer el delito.

"Los vecinos nos contaron que el minibús rondaba la casa de mi hija, averiguamos de qué sindicato era y fuimos a buscar a un tal Pato (uno de los detenidos) y cuando el hermano de mi yerno le golpeó para que hable, nos dijo que él solo no fue, que teníamos que buscar a los otros, fuimos y los encontramos en el mismo sindicato, los llevamos a la Policía", contó llorando la madre de la fallecida.

La abogada Irusta afirmó que el resultado de la autopsia de los tres fallecidos señala que fueron víctimas de múltiples golpes con objetos contundentes.
"El niño de cuatro años fue golpeado en la cabeza con un martillo. Actuaron con una violencia extrema y esto no puede quedarse así. Pedimos a la sociedad y a los medios de comunicación que nos ayuden para que estos cuatro detenidos paguen por lo que han hecho", demandó la jurista.

De acuerdo con la investigación policial, la aprehendida conocía a los hijos de Nelly Paucara, por lo que junto con sus cómplices decidieron matarlos para que no haya ninguna posibilidad de que fueran reconocidos.

La tarde y parte de la noche del sábado, los familiares de las víctimas llegaron hasta la plaza Murillo  con los ataúdes de las víctimas para pedir justicia. Los acomodaron en el atrio del Palacio de Gobierno.  Los cuerpos fueron velados por algunos minutos, luego fueron subidos a los vehículos que los trasladaron a su domicilio ubicado en la parte sur de El Alto. "Sólo quiero que vayan los responsables a la cárcel por lo que les hicieron a mis hijos, porque nunca más voy a estar tranquila", dijo Bernarda Condori.

Audiencia cautelar

 Recusación Entre el domingo y ayer, los cuatro aprehendidos recusaron a dos jueces, de El Alto y de La Paz, por lo que el caso pasó al Juzgado Segundo de Instrucción en lo Penal de La Paz, informó la abogada de la familia de las víctimas, Mónica Irusta.

  Imputación El Ministerio Público imputó a los cuatro detenidos por asesinato, entre otros delitos, y se espera que la audiencia de medidas cautelares se realice esta mañana en el Tribunal de Justicia de la Paz. Los arrestados fueron trasladados dos veces a El Alto en los recientes dos días. La familia de las víctimas pide justicia.

Fuente: Página Siete.