El ciudadano Julio Pinilla denunció que, en plena vía pública, un desconocido acusó a su padre de robar 1.000 bolivianos y que al poco tiempo aparecieron dos policías, que lo llevaron a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de El Alto, donde le pidieron que pague "una multa" de 4.000 bolivianos para dejarlo en libertad.

El viernes 12 de septiembre, el padre de Pinilla, caminaba por la avenida 6 de Marzo de la ciudad de El Alto hasta que de repente una persona lo increpó por el supuesto robo.

Mientras el hombre pedía explicaciones, "por arte de magia", según el relato, aparecieron dos policías que patrullaban la zona y condujeron al hombre a la Felcc donde le dijeron que tiene antecedentes y que iría a la cárcel.
   
Los uniformados y un supuesto fiscal de la División Propiedades –que afirmaba ser Leopoldo Chuy- habrían pedido 4.000 bolivianos al hombre para dejarlo en libertad. Él se quedó en instalaciones policiales hasta la mañana siguiente, cuando fue llevado a celdas.
 
Los familiares de Pinilla se enteraron en la televisión del arresto. Se constituyeron a la Felcc donde "rogaron" para pagar sólo 3.150 bolivianos, los cuales fueron aceptados por el supuesto fiscal.

El lunes, Pinilla y su padre fueron a la Felcc para denunciar el hecho, según su relato, la persona que afirmaba ser Chuy negó conocer al hombre que había estado arrestado y ordenó a sus subalternos que arreglen este problema en 30 minutos.

Al cabo de ese tiempo, Pinilla recibió los 3.20 bolivianos que había pagado su familia.

En contacto con ERBOL, el fiscal Leopoldo Chuy afirmó no conocer este caso.

Fuente: Erbol.