Sólo dos policías están destinados al resguardo vecinal.

Vecinos de la urbanización Cupilupaca del Distrito Municipal 2 instalarán cinco alarmas manejadas a través de controles remotos y celulares, aparatos con los que se busca prevenir y controlar posibles hechos delictivos en el barrio.

De acuerdo con el relato de los habitantes del lugar, estos aparatos serán instalados en una semana más y tendrán un área de cobertura de por lo menos 200 metros a la redonda.

El presidente de la zona, Teófilo Maqui, aseguró que estos aparatos de última generación serán adquiridos con un costo de 50 mil bolivianos, parte del Plan Operativo Anual (POA) de la urbanización que llega a los 700 mil bolivianos.

"Estos aparatos los vamos implementar en lugares estratégicos de nuestro barrio y así, de esta manera, podremos prevenir la presencia de antisociales y grupos de delincuentes que de un tiempo a esta parte han crecido, debido al insuficiente control policial que tenemos, porque el número de habitantes con que contamos ha quedado muy poco ante la presencia de dos efectivos policiales", manifestó Maqui.

Para contar con una alerta efectiva, las cinco alarmas podrán ser controladas con 50 aparatos de los cuales 25 serán a través de llaveros inalámbricos y otros 25 por celulares, para lo cual serán destinados varios vecinos quienes, al notar la presencia de alguna persona sospechosa o el intento de robo en un domicilio, harán sonar de inmediato los equipos para que los vecinos puedan acudir al lugar del hecho.

De la misma manera, el módulo policial que existe en la zona estará conectado con estos aparatos con la finalidad de que en estos casos de emergencia los dos efectivos policiales que patrullan el barrio puedan acudir de inmediato a resguardar a los afectados

Fuente.