García Linera anuncia  segunda y tercera fases del centro nuclear

Freddy Barragán / Página Siete. Vecinos en la promulgación de la ley del centro en el D-8.

Leny Chuquimia /  El Alto 
El centro de investigación nuclear tendrá una segunda y una tercera fase, anunció ayer el presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, en el acto de promulgación de la Ley de Enajenación  a Título Gratuito de los terrenos del Banco Central de Bolivia (BCB) para el proyecto. La   viceministra de Electricidad y Energías Alternativas, Hortensia Jiménez, no dio detalles del anuncio y dijo que la "tomó de sorpresa".
"Esto (el proyecto del centro nuclear) no es solamente para dos años. Primero  vamos a invertir 300  millones de dólares sólo en la primera fase. Luego van a venir una segunda y tercera fase porque queremos gente que conozca lo micro, las partículas atómicas y que esté al mismo nivel de los científicos del mundo para producir los avances  tecnológicos del siglo XXI. Aquí estamos sembrando lo que vamos a cosechar en 10, 20, 30, 40, 50 y 100 años. Aquí vamos a seguir invirtiendo más  en ciencia y tecnología", sostuvo García Linera.
En el acto realizado en los predios del Distrito 8 de El Alto destinados al centro nuclear, la viceministra de Electricidad y Energías Alternativas señaló que el anuncio de García Linera fue una sorpresa. La formación de especialistas será la prioridad.
"Fue  una sorpresa, vamos a tener que trabajar en eso. Estamos dando inicio a  este centro de investigación con tres componentes (ciclotrón, la planta de radiación y el reactor de investigación), pero a partir de la tecnología nuclear se  generará una sinergia para los científicos. Esto empieza, pero de seguro se irá ampliando", explicó  Jiménez.
La próxima semana llegará al país una comisión técnica de la empresa rusa Rosatom para concluir  el diseño del proyecto; lo que dará pie al inicio de  los trámites legales. Se espera que hasta marzo del 2016 se  coloque la piedra fundamental del centro.
  "Esperamos hacerlo hasta marzo, eso dependerá de los permisos y licencias que sean viabilizados por el municipio de El Alto", sostuvo Jiménez. Indicó que estas licencias serían básicamente la aprobación de los planos de construcción.   
       Tras la promulgación de la ley que autoriza la transferencia de 15 hectáreas del BCB para la construcción del Centro de Investigación y Desarrollo de Tecnología Nuclear en el Distrito 8 de El Alto, las autoridades  denunciaron que en la víspera   se repartió entre los vecinos volantes que advierten sobre "falsos" efectos  nocivos del centro nuclear en la salud. "Son mentiras", recalcó la viceministra.

Los vecinos piden servicios básicos 

Los vecinos del Distrito 8 de El Alto pidieron  a las autoridades que con la llegada del centro nuclear también puedan trabajar en el acceso a agua potable y luz para la zona.
  "El Distrito 8 es uno de los más abandonados por las autoridades. Acá sufrimos porque  no tenemos agua, alcantarillado o luz. Nos faltan calles, ni siquiera hay vías adoquinadas. Esperamos que con la llegada de este proyecto de gran magnitud también podamos  mejorar en este aspecto", señaló el presidente de la junta de vecinos de la Urbanización Copacabana, Zacarías Paucara.
Manifestó que uno de los mayores problemas que tienen es el de los avasallamientos perpetrados por  parte de  loteadores que agreden a los vecinos por las noches. "Nos masacran y nadie dice nada. La Policía no llega hasta este sector para defendernos, tenemos que ver la manera de defender nuestro terreno", sostuvo el dirigente.
  Señaló que los  predios del BCB fueron defendidos por los vecinos ante loteadores que pretendían apoderarse del terreno estatal.