Desde 2014, El Alto tuvo 16 intentos de linchamiento y 3 ajusticiamientos

Desde 2014, en El Alto se reportaron al menos 16 casos de intento de linchamiento a presuntos ladrones o personas que fueron confundidas con delincuentes. Además, tres personas fallecieron por otras agresiones similares de vecinos.

Amenaza. Colgar muñecos se ha convertido en una forma de advertencia para los delincuentes.

Amenaza. Colgar muñecos se ha convertido en una forma de advertencia para los delincuentes. Foto: Archivo

La Razón (Edición Impresa) / Miguel Rivas El Alto

01:57 / 11 de abril de 2016

Desde 2014, en El Alto se reportaron al menos 16 casos de intento de linchamiento a presuntos ladrones o personas que fueron confundidas con delincuentes. Además, tres personas fallecieron por otras agresiones similares de vecinos.  

La representante de la Defensoría del Pueblo en La Paz, Teófila Guarachi, detalló que un informe sobre el ejercicio de los derechos humanos estableció nueve hechos de este tipo en la urbe alteña en 2014 y otros tres el año pasado.

Fuera del informe, en 2015 los medios de prensa reportaron otros dos casos. El primero fue contra un grupo de personas que consumían bebidas alcohólicas en un vehículo y otro, contra una persona de 70 años que retornaba caminando a su domicilio.

En lo que va de este año, hubo dos agresiones. El más reciente fue contra Carlos Llano, de 32 años, quien sufría esquizofrenia, fue golpeado y quemado por vecinos de la zona San Luis; un hecho investigado por la Fiscalía. En el segundo suceso, dos presuntos delincuentes fueron capturados por vecinos de Villa Imperial, quienes resultaron sorprendidos cuando, aparentemente, intentaban robar en un colegio.

Muertos. El reporte defensorial precisa que, entre 2014 y 2015, dos personas fallecieron en El Alto. Como se dijo, en febrero de este año Llano perdió la vida. En el ámbito nacional, en el mismo lapso de tiempo, se tiene el registro de 19 víctimas fatales por agresiones de grupos de vecinos enfurecidos.

Además, la Fiscalía de esta ciudad investiga un segundo hecho de linchamiento en la zona San Luis. De acuerdo con información preliminar, se  tiene la hipótesis de que un hombre fue asesinado y sepultado en este barrio.

Hasta 2012, la Fiscalía de El Alto investigaba cinco casos de intento de  ajusticiamiento a personas inocentes. En todos los casos, los victimadores son aparentemente vecinos; el Ministerio Público los sindica por los delitos de asesinato o tentativa de homicidio. Se tiene como único antecedente un caso de 2007 que culminó con sentencia de las autoridades judiciales.

El problema común, para las autoridades del Ministerio Público y la Policía, es que los vecinos, donde se cometieron los ajusticiamientos, hacen un "pacto de silencio" y no atestiguan.

"La falta de patrullaje de la Policía, la falta de atención inmediata a los llamados de los vecinos en casos de robo, asaltos y otros delitos, son las causas para que se llegue a este tipo de violencia", considera el presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto, Franklin Machaca.

En tanto, un informe del Observatorio de Seguridad Ciudadana de El Alto señala que cinco de diez alteños consideran a la inseguridad ciudadana como el mayor problema de la urbe. Le siguen temas como la falta de servicios básicos, deficiencia en el servicio de transporte y falta de obras.

El martes 22 de marzo, Carlos Simón Llano Rodríguez, de 32 años, quien padecía trastornos mentales, salió de su casa en Nuevos Horizontes, del Distrito 2 de El Alto, para ir en busca de su mamá ya fallecida hace dos años, además de una supuesta esposa e hijos que nunca tuvo, relató su hermana Tatiana. Se presume que Llano se dirigía a Copacabana y llegó a San Luis, donde fue confundido con un delincuente.

Los vecinos lo amarraron, lo golpearon y luego le prendieron fuego y llevaron el cuerpo a otra zona.

El primer día de abril, también de este año, la Policía logró rescatar a dos presuntos delincuentes que fueron capturados por los vecinos de la zona Villa Imperial; la intervención evitó el linchamiento de ambos, quienes habrían sido sorprendidos intentando robar en una unidad educativa.

Guarachi explicó que cualquiera sea la situación, existen delitos y una flagrante vulneración de derechos.

Se vulneran al menos tres derechos

Tres derechos de las personas son vulnerados en los hechos de linchamiento o en el intento de ajusticiamiento, explicó la defensora del Pueblo en La Paz, Teófila Guarachi.

"Sean delincuentes, tengan algún trastorno mental si fueron confundidos, se vulneran derechos: el derecho a ser procesado ante la Justicia, derecho a la vida y a la salud, derecho a la integridad física y psicológica", explicó.

Agregó que las víctimas de este comportamiento están expuestas a "daños colaterales", porque pueden perder su fuente de trabajo y sus bienes, y sus familias pueden quedar desprotegidas.

Guarachi dijo que para llegar a los linchamientos existe un nivel de desconfianza en los operadores de justicia, porque no hay presencia policial o es poca en estos sectores o zonas. "Se generan niveles de intolerancia, que deben ser aplacados".

La mayoría de los barrios de El Alto han optado por colocar cadenas en las calles y esquinas para impedir el paso de vehículos que no son de la zona y son considerados sospechosos.

Principalmente en las zonas periurbanas de la ciudad se pintan paredes con mensajes de advertencia a delincuentes: "Ladrón pillado será quemado" o "Auto sospechoso será quemado". Además, se cuelgan muñecos en los postes de energía eléctrica. Esta práctica sirve como amenaza de lo que podría pasarles a las personas que sean descubiertas en alguna actividad delictiva.

Otros barrios optan por sistemas de alerta a hechos delictivos con silbatos o petardos.

Guarachi destacó que exista un nivel de autoprotección de los vecinos ante la creciente ola de delincuencia en la ciudad. Pero recalcó su rechazo a la práctica del linchamiento.

2013 fue el año con más casos en Bolivia

En 2013 hubo mayor cantidad de registros de casos de intento de linchamiento. Un informe sobre el ejercicio de los derechos humanos que realizó la Defensoría del Pueblo contabiliza 79 en el país durante esa gestión.

Según la representante del Defensor del Pueblo en La Paz, Teófila Guarachi, en 2014 hubo 41 casos registrados, de ellos 13 derivaron con la muerte de las víctimas. En 2015 se contabilizaron 32 casos de linchamiento, de los que cinco terminaron en fallecimientos.

"Con las estadísticas, este tipo de hechos habría reducido de forma considerable. Pero eso no quiere decir que la situación haya cambiado; mientras sigan los linchamientos, el problema sigue; mientras siga el descontento e inseguridad vecinal, los linchamientos pueden aparecer", consideró.

La representante defensorial asegura que como antecedente se tiene el dato de que en 2005 hubo el registro de 15 personas víctimas de linchamiento en el país.

Un reportaje, elaborado por el cronista Álex Ayala y el sociólogo Jorge Derpic, detalla que entre 2001 y el primer semestre de 2008 hubo por lo menos 88 intentos de linchamiento en El Alto. Nueve de ellos acabaron con la muerte de los presuntos delincuentes.

Joven sufría de esquizofrenia Buscaba a su madre muerta y a su esposa e hijos que nunca tuvo

Con problemas de esquizofrenia, pensando que su mamá aún estaba con vida y en busca de su esposa y dos hijos que nunca tuvo, Carlos Llano, de 32 años, fue golpeado y quemado por vecinos de la zona San Luis en El Alto.

Nadie sabía de su problema, pero tampoco le dieron la oportunidad de defenderse ni averiguar de quién se trataba.

El lunes 12 de septiembre de 2011, en Viacha, un joven sordomudo, Israel Colque, de 25 años, fue víctima de un grupo de vecinos que lo confundieron con un asaltante cuando éste salió a festejar con sus amigos por haber conseguido trabajo en un empresa de costura.

Wilfredo Oña, otra víctima: Por poco pierde la vida tras ser golpeado y quemadoEn septiembre del año pasado, Wilfredo Oña, un hombre de 70 años, casi pierde la vida al ser confundido con un ladrón.

Tras terminar su jornada laboral, Oña se dirigía a pie a su casa, ubicada en Villa Ingenio; en su trayecto tuvo que pasar por Villa Cooperativa, pero los vecinos que se hallaban en el lugar lo interceptaron y detuvieron, acusándolo de ladrón y alertaron a más personas, quienes poco a poco se reunieron y mientras llegaban lo agredían.

Tras golpearlo, los vecinos del lugar decidieron que deberían quemarlo, le rociaron gasolina y prendieron fuego, éste perdió el conocimiento y pensaron que ya había muerto.

Bebían en un vehículo Un festejo casi termina en tragedia

Cuatro personas, que bebían dentro de un vehículo, estuvieron a punto de ser linchadas por una turba de vecinos de la zona Porvenir.

Los cuatro sujetos decidieron tomar bebidas alcohólicas y estacionaron su motorizado en un sector de este barrio, cerca de la carretera que une El Alto con Copacabana.

Los comunarios, al considerarlos sospechosos, se acercaron; el conductor los insultó y eso enfureció a la gente que los agredió.

Intentaba ir a un domicilio y lo asesinaron cuando él estaba ebrio

Una turba de unas 100 personas, vecinos de la zona 16 de Febrero del Distrito 4 de El Alto, linchó a un joven de 25 años, el domingo 6 de noviembre de 2011.

La víctima, Rubén Flores Nina, casado y con dos hijos, y sin ningún antecedente penal, se encontraba en estado de ebriedad y rumbo a la casa de su madre cuando fue interceptado por cuatro personas, quienes pensaron que intentaba ingresar a un vehículo estacionado en el lugar.

Defienden a un taxista: Delincuente muere tras recibir golpiza

Tras supuestamente atacar a un taxista con un cuchillo y provocarle heridas, un hombre fue golpeado por vecinos que salieron de sus casas a auxiliar al conductor.

El delincuente fue atrapado por los vecinos, amarrado a un poste y allí se quedó por varias horas, mientras recibía golpes de puños, patadas, palos y piedras.

La Policía tuvo que usar gases lacrimógenos para rescatar al delincuente, quien falleció en un nosocomio de El Alto.


Fuente

Previous
Next Post »