La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) registró ayer la denuncia de desaparición de Maribel Quispe Poma, una joven madre de quien se presume fue secuestrada por su exconcubino, Andrés M. de 39 años.

RELATO

Según el relato de los familiares de la víctima, cuando la joven tenía 16 años fue secuestrada por primera vez por Maldonado, quien luego se presentó dando a conocer su deseo de mantenerse en concubinato con la joven. La intención fue denunciada ante la Dirección de Trata y Tráfico de Personas en la Felcc, sin embargo, los efectivos no atendieron el caso como delito de estupro, por lo que los denunciantes culpan a los uniformados por el actual riesgo que corre la joven.

La hermana de Quispe, junto con su madre, dio a conocer su temor ante los hechos de violencia de los que puede ser víctima la joven. Asimismo, recordó que la víctima, mientras estaba gestando su bebé, sufrió agresiones de su pareja.

"Su concubino es quien la ha secuestrado a mi hermana de la casa. Nosotros nos enteramos que anteriormente ella sufría maltrato por parte de su pareja, pero nunca mi hermana pudo denunciar, ya que estaba amenazada de que mi madre, yo o su bebé iban a sufrir las consecuencias. Como consecuencias de la violencia que ejerce esta persona, dejó a mi hermana con la clavícula derecha rota y con varios signos de violencia, que recién dio a conocer a mi madre el pasado viernes, pero el fin de semana, mientras la familia estaba fuera, el hombre se presentó en la casa y se la llevó y no se tienen ninguna información de dónde está Maribel Quispe y su bebé recién nacido", explicó la hermana de la víctima.

Maribel Quispe, de 18 años de edad, junto con su bebé de dos meses desaparecieron de la zona Franca, casi final Cochabamba, el pasado sábado.

DENUNCIA

La familia de Quispe se presentó a formalizar la denuncia ante la Felcc, recibieron una llamada telefónica, por parte de la joven madre, quien les confirmó que fue su pareja la obligó a dejar la casa junto con él bebe. Si la víctima no hubiera aceptado, la familia habría sufrido las represalias. Dicha amenaza genera preocupación en el entorno, quienes intentaron comunicarse a los celulares tanto de Maribel como de su Concubino, sin embargo, ambos desconectaron las líneas de teléfono móvil, factor que deja en mayor zozobra a la familia de Quispe.

La hermana de Quispe da cuenta que la joven, antes de conocer a su victimador, presentaba una conducta tranquila, feliz, pero luego de su convivencia con Maldonado, con sus 18 años, dicha conducta cambio, tornándose más callada, sumisa, sin hablar ningún aspecto que su actual situación, sobre todo cuando estaba presente su concubino, aspecto que demuestra haber sido sometida a una serie de hechos de violencia ejercidas por su concubino.

Quispe, de quien no se tienen datos, aun presenta problemas como consecuencia de su cesárea, cuando nació su hijo, y continúa con la clavícula fracturada. "Es por eso que nuestro mayor temor es que el tipo la haya matado, porque no es la primera vez que mi hermana sufre violencia, la primera vez, de acuerdo a lo que nos ha contado, Maldonado es sumamente violento".

En la población de Trinidad Pampa, la joven madre estuvo a punto de ser lanzada por un puente, aspecto que si bien fue impedido por la población, quienes intervinieron en el hecho de violencia, nunca el caso fue denunciado a las instancias policiales, como resultado del temor al que era sometida Quispe por parte de su concubino.

Funcionarios de la División de Trata y Tráfico de la Felcc aseguran que muchos casos denunciados como personas desaparecida en jóvenes, entre 13 y 22 años, tiene relación con por problemas de conducta, ante la decisión de algunos de ellos de mantener una relación amorosa sin medir las consecuencias de que pueden sufrir posteriormente. Por semana se registran entre tres a cinco casos de extravió de personas, de los cuales el 70% se trata de mujeres.

Fuente.