Cinco días pasaron ya de la muerte de Jonathan Quispe Vila, el estudiante de Comunicación de la Universidad Pública  de El Alto  y Paola Barriga abogada de la familia develó este miércoles que el universitario falleció en el regazo de sus compañeras.


La jurista explicó que la muchacha declaró el 29 de mayo a la Fiscalía, donde aseguró que trató de auxiliar a Jonathan cuando ingresó al domicilio pero dijo que los intentos fueron vanos porque el joven murió minutos después.

"Tenemos la declaración oficial de uno de la joven que recibió en su regazo a Jonathan y él se desvanece en sus pies. Ella relató: cuando hemos vuelto a ingresar, es que hemos advertido que Jonathan le salía sangre, pero no se sabía si eres de la nariz o la boca. Se acercó con un pañuelo y con cigarro para que se le pase la asfixia del gas y es que en esa circunstancia se desvanece y lo agarra", indicó la jurista

En la declaración, la joven argumentó que  pensó que sólo era sangre de la boca y la nariz, pero después "le levantaron la polera  y vieron el impacto de la canica, un orificio de entrada".

La joven dijo, además, ante la Fiscalía que tras percatarse del impacto de la canica, los jóvenes que estaban en el domicilio salieron a pedir ayuda a la misma Policía, pero éstos escaparon y se fueron.

Todos estos detalles, dijo Barriga, se los tiene en un video que será presentado al Ministerio Público en un CD.

Son 19 personas estudiantes de la UPEA considerados testigos clave para dar con el que mató a Jonathan.

En el video que se hizo público antes los medios de comunicación  se observa a Jhonatan Quispe, desafiar  a la Policía y para resguardarse ingresa a un domicilio a las 13.25,del 24 de mayo, 15 minutos después salió muerto de un domicilio ubicado en la calle Martín Cardenas de la urbe alteña.

Fuente.