El gobierno descartó la renuncia del ministro de Gobierno Carlos Romero y de Economía Mario Guillén por considerarlo "no pertinente" y convocó a la Universidad Pública (UPEA) y organizaciones sociales de El Alto a abrir una mesa de diálogo  con el fin de encontrar una solución definitiva al tema presupuestario y que el acuerdo al que se llegue, sea cerrado por el presidente  Evo Morales.

El ministro de Educación Roberto Aguilar informó este viernes que a partir de la fecha y en el momento que las autoridades y dirigentes alteños vean conveniente, las puertas del Ministerio están abiertas bajo compromiso que a la conclusión de las mesas técnicas,  la presencia del Jefe de Estado garantice la ejecución de lo acordado.

Aguilar sostuvo que  lamentablemente a la reivindicación universitaria, fueron incorporados componentes políticos y condiciones para que el presidente Morales presida la negociación, intentando trasladar al Jefe de Estado las responsabilidades que tienen los ministros de Estado.

"El querer incorporar como parte de la negociación la renuncia de algún ministro es un aspecto de condicionamiento político no pertinente en el marco de la mesa de negociación. Incorporar al presidente a la mesa de diálogo técnico,  creemos que no es lo adecuado", manifestó el vocero gubernamental en este conflicto.

Expresó que los aspectos que estaban enturbiando la posibilidad de diálogo,  fueron resueltos porque están en las vías judiciales para establecer sanciones al responsable de la muerte del estudiante Jonathan Quispe y lo que quedaría pendiente es la solución presupuestaria.

El equipo negociación del gobierno estará conformado por el Ministro de la Presidencia, de Gobierno, Economía y de Educación que acudirán bajo la convicción de ofrecer una solución satisfactoria que garantice el funcionamiento de la UPEA.

Sobre  la revisión de la  Ley de Coparticipación Tributaria, dijo que es un aspecto que debe ser tratado en la mesa de diálogo. Sin embargo puso como elemento de análisis referencial, el hecho que la coparticipación está ya definida a nivel nacional, donde no es solamente la UMSA y la UPEA, sino todas las universidades pero también otras áreas como ministerio de Defensa, Seguridad Ciudadana, gobernaciones y las alcaldías.

El dinero para estas entidades no tiene ninguna vinculación a los recursos del Tesoro General del Estado, por tanto, el gobierno central no está afectado, pero si la lógica es restar para sumar a alguien, a alguien se debe restar; "eso es lo complejo", manifestó.

Fuente.