Estudiantes universitarios tomaron violentamente el edificio de la UMSA

Estudiantes de la Carrera de Comunicación Social y de Trabajo Social tomaron ayer miércoles violentamente el edificio central de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) en protesta por la designación de docentes y la votación ponderada en la Superior Casa de Estudios.

Luego de una marcha que recorrió las principales calles del centro paceño, los estudiantes de Comunicación Social de la UMSA se concentraron en el atrio de este centro educativo que fue cerrado para evitar precisamente que ingresaran los manifestantes.

Mientras otros estudiantes intentaban abandonar las instalaciones del principal edificio de la UMSA, los universitarios enardecidos procedieron a voltear una de las puertas que se encontraba en refacción.

Los policías que custodian el Monoblock central de la UMSA enardecieron más los ánimos de los estudiantes debido a que utilizaron gas pimienta para intentar dispersarlos y al final fue la gota que rebaso el vaso.

Los dos policías nada pudieron hacer para evitar que los enardecidos estudiantes ingresen al edificio, quienes junto a alumnos de la Carrera de Trabajo Social se instalaron en su interior "hasta que se resuelvan nuestros problemas", según señalaron algunos dirigentes.

Los alumnos de Comunicación Social mantienen distintas medidas de presión desde hace varios años atrás demandando que se destituya a 11 catedráticos cuestionados por una supuesta designación irregular, que habría sido ratificada por una auditoría interna.

Incluso la tarde del martes impidieron que el decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Raúl España, y a otros docentes abandonen sus instalaciones que se encuentran en la zona norte de la sede de gobierno.

La retención comenzó alrededor de las 16.00, cuando el Decano se reunía con delegados estudiantiles para hablar e instar el levantamiento de un piquete de huelga de hambre instalado la anterior semana por la directora de Comunicación, Gabriela Sotomayor.

Sin embargo, la reunión dio un giro inesperado por la presión ejercida por grupos de estudiantes, quienes cerraron la puerta del aula donde se desarrollaba el encuentro, para impedir la salida de España y otros catedráticos, entre ellos Álex Urquidi e Iván Miranda, docentes cuestionados.

El Ejecutivo del Centro de Estudiantes de Comunicación, Víctor Hugo Machicado, acusó al Decano de haber convalidado la contratación de los 11 docentes sin cumplir con los requisitos exigidos por la UMSA.

Los catedráticos cuestionado asumieron sus respectivos cargos hace diez años, pero algunos de ellos, según Machicado, "no dictan clases y cobran sueldos, sin justificar ese salario que sale de las arcas de la Universidad estatal".

Este miércoles se cumplieron nueve días de la huelga de hambre que sostienen en el edificio central de la UMSA la directora de la carrera de Comunicación Social, Gabriela Sotomayor, y dos estudiantes para conseguir que la rectora Teresa Rescala retire los memorándum de designación de docentes contratados y que habría ocasionado un gasto de casi un millón de bolivianos.

La protesta se debe a que la Rectora firmó los memorándum en favor de un grupo de profesionales que participó de un concurso de méritos y exámenes de competencia (2003), el que resultó fraudulento, según una auditoría interna de la propia Universidad.

Los manifestantes explicaron que en 2003 los directores interinos de la Carrera de Comunicación convocaron a concurso de méritos y exámenes de competencia para la provisión de cátedras.

Resultado de ese proceso más de 10 profesionales fueron contratados, los que pudieron ser titularizados si aprobaban una evaluación al año de ejercicio de la docencia, lo que no sucedió hasta este momento. Sin embargo, una auditoría interna de la Universidad estableció que esa contratación fue fraudulenta y recomendó que sea anulada.

En cambio, los estudiantes de Trabajo Social protestan porque en la elección del Director de Carrera gano un candidato con el voto estudiantil y otro con el voto docente.

Los alumnos protestan porque el voto ponderado privilegia a los candidatos que son favorecidos por los docentes.

Nota:
Extraido de la Jornada