Trabajadores de EMMU, en instalaciones de la empresa edil.

El secretario del Municipio alteño, Sergio Choque, sostuvo que existe la posibilidad de covertir, por lo que queda de esta gestión, a la Empresa Municipal de Mantenimiento Urbano (EMMU) en una Unidad Ejecutora que atienda las demandas del sector norte de El Alto, sin embargo el tema debe ser analizado.

Explicó que para el 2011, la Alcaldía pretende fortalecer una unidad capaz de atender inmediatamente las demandas, es por eso que EMMU pasaría a depender exclusivamente del municipio alteño y no continuar como empresa privada ya que ellas trabajan en función a sus intereses.

"En El Alto podemos constituir una empresa como Emavías de La Paz, pero totalmente dependiente del Gobierno Municipal, no en función a como lo hacen las empresas privadas", dijo Choque.

Informó que para la consolidación de esta unidad que dependerá de la Comuna se requiere alrededor de $us 5 millones, para lo cual el burgomaestre realizará gestiones para la canalización del proyecto.

TRABAJADORES

DE EMMU

Por su parte, los trabajadores de EMMU continúan en estado de emergencia, en un contacto telefónico, Juan Carlos Díaz, sostuvo que aún no existe ningún acercamiento y menos posibilidades de solución al conflicto.

Informó que incluso el alcalde, Edgar Patana, y gerente general de EMMU, Gary Miranda, fueron citados al Ministerio de Trabajo para responder por los sueldos impagos y la situación laboral; sin embargo, ambos no se presentaron a la audiencia que debió realizarse el viernes.

HUELGA DE HAMBRE

Frente a la dejadez por parte de autoridades ediles, Díaz informó que en los próximos días, los trabajadores junto a sus familias estarían ingresando en huelga de hambre porque se encuentran siete meses sin sueldos y no hay visos de solución cuando ya se acercan las fiestas de fin de año.

Además, sostuvo enfáticamente que lucharán hasta las últimas consecuencias para conseguir la reactivación de la empresa, ya que cuentan con la maquinaria necesaria para atender las diferentes demandas.

"Nuestras maquinarias se encuentran aptas para encarar obras que nos demanden el 80 por ciento de ellas se encuentran funcionando y las demás sólo requieren mantenimiento y algunos arreglos. No vamos a permitir el cierre de la empresa vamos a luchar hasta lo último para la reactivación", manifestó.

EJECUTIVO

Por su parte, el Ejecutivo dejó para su análisis al Legislativo sobre la propuesta que habría hecho en una reunión reservada sobre la aprobación de una Ordenanza Municipal que pretende, en uno de sus artículos, declarar a EMMU en quiebra.

La concejala de la Comisión de Gestión Social, Marina Murillo, preocupada por la situación laboral y social de los trabajadores y sus familias expresó que este tema sería tratado en las próximas sesiones, sin embargo, dijo que el tema debe ser analizado con precaución.

"Es muy lamentable esta empresa que debería ser una de las mejores. Es una preocupación desde el aspecto social porque son alrededor de 60 familias que se van a quedar sin empleos, obviamente me imagino que en estos días llegará la modificación de un artículo que fue presentado por el Alcalde", dijo.

Pero, además, Murillo cuestionó el accionar del alcalde Patana toda vez que habría dejado pasar mucho tiempo para exteriorizar la situación, siendo que él era parte del directorio de EMMU en su posición de ejecutivo de la Central Obrera Regional (COR) y actualmente presidente del directorio.

"El Alcalde debía tener conocimiento incluso cuando era parte de la COR, es la interrogante que yo tengo porque son cinco meses que estamos en gestión y recién se pronuncia, ha esperado mucho tiempo para poner a la opinión pública en conocimiento", acotó.

 http://eldiario.net/