Alcaldia de El Alto ejecuta sólo 16% de las obras programadas.

lcaldía de El Alto ejecuta sólo 16% de las obras programadas

Alcaldía de El Alto ejecuta sólo 16% de las obras programadas

La Alcaldía de El Alto aún tropieza con dificultades administrativas para ejecutar su Plan Operativo Anual (POA). Al primer cuatrimestre, sólo concluyó el 16 por ciento de las 4.478 obras programadas en el POA, es decir, entregó únicamente 724 trabajos.

En el tema financiero, el panorama es más complicado, pues en los primeros cuatro meses del año sólo logró invertir el 11,1 por ciento de los 1.319 millones de bolivianos presupuestados al inicio de gestión. En este periodo desembolsó únicamente 147,4 millones de bolivianos.

También tiene problemas con sus ingresos. En el primer cuatrimestre logró recaudar 13,9 millones de bolivianos, provenientes de impuestos a los motorizados, inmuebles, tasas, patentes, alquileres y otros ingresos propios, de un total estimado de 235,1 millones de bolivianos. Eso equivale a un reducido a 5,9 por ciento.

Aunque en esos cuatro meses, sus ingresos totales llegaron a 179,3 millones de bolivianos, de los cuales el grueso corresponde a transferencias estatales, por concepto de coparticipación tributaria, Impuesto Directo a los Hidrocarburos y el alivio a la deuda conocido como Hipic. Por este concepto, el municipio alteño recibió 158,2 millones de bolivianos, es decir, el 88,2 por ciento.

Estas cifras fueron dadas a conocer ayer por el alcalde Édgar Patana en su informe de primer año de gestión presentado ante el pleno del Concejo Municipal, donde la mayoría oficialista le dio el visto bueno, pese a la baja ejecución financiera y física, y a los problemas de financiamiento detectados en el POA. Toda la oposición votó en contra.

Otro aspecto que llama la atención en el informe del Alcalde, es que se confirma que su administración arrastra un POA inflado con un déficit financiero de 579,4 millones de bolivianos. Esto se debe a que inscribió en su POA-2011 un presupuesto de 1.319 millones de bolivianos, cuando sus ingresos programados sólo son de 740,4 millones de bolivianos, o sea el 56,1 por ciento. Esto significa que tiene un hueco financiero de 43,9 por ciento.

Según las explicaciones de Patana, esto fue posible por la presión vecinal que le habría obligado a inscribir en el POA nuevas obras, pese a que las del 2010 e incluso de gestiones anteriores aún no se habían ejecutado y estaban en la lista de espera de financiamiento. Pese a que el burgomaestre sabía que estos trabajos, retrasados (2.718 en total), debían ejecutarse porque ya estaban registrados en el POA, inscribió 1.760 nuevos. 

Hasta ayer, que Patana presentó su informe al Concejo, ninguna de esas 1.760 obras nuevas había comenzado a ejecutarse. Puesto que las 724 que entregó hasta el primer cuatrimestre correspondían a las que fueron programadas el 2010 o en años anteriores.

En su informe, el Alcalde destacó que la ejecución física (conclusión de obras) llegó al 26 por ciento hasta abril, pero él agrupó los proyectos efectivamente concluidos (16 por ciento), con los que están en ejecución (10 por ciento).

En el rubro en el que la Alcaldía fue eficiente fue en el servicio de la deuda, ya que al primer cuatrimestre pagó 17,7 millones de bolivianos, de los 31,8 millones programados para la gestión. O sea canceló el 55,6 por ciento.

En su informe, Patana argumentó como una de las causas para la baja ejecución presupuestaria las dificultades que atravesaron para adecuarse a las directrices y clasificadores presupuestarios que el Viceministerio de Inversión Pública y Financiamiento Externo (VIPFE) conminó a cumplir al pie de la letra.

Esperan nueva directiva

Advertencia
La concejala Delia Peñaloza, presidenta de la Comisión de Educación y Cultura, informó que la nueva directiva del Concejo será elegida en la siguiente sesión. La vigente concluyó su mandato el mes pasado. El concejal del MSM Óscar Huanca alertó de la posibilidad de que el informe del Alcalde quede nulo, pues se presentó ante una directiva caduca. 

La barra
Durante la presentación del informe del primer año de gestión del alcalde Édgar Patana, alrededor de 150 personas llenaron el salón del Concejo. Otro tanto quedó y tuvo que conformarse con escuchar el informe y las deliberaciones de los concejales a través de las transmisiones de radio Fejuve. Al concluir la sesión, éstos recibieron api con llaucha.

La mayoría oficialista aprueba el informe del alcalde Édgar Patana

El informe del primer año de gestión del alcalde alteño, Édgar Patana, fue aprobado ayer por seis votos de los concejales oficialistas del MAS contra cinco de los opositores del MSM y de UN, que lo rechazaron.

Al salir de la sesión, Patana admitió que obtuvo una nota baja, pero prometió que en su segundo informe, de aquí a dos meses, mostrará "avances reales".

La sesión se realizó de manera inédita desde las 05.00. El salón del Concejo fue preparado desde las 04.15, 15 minutos después llegaron los concejales. Pasados 10 minutos arribó el Alcalde y la sesión comenzó a las 05.00 como estaba programada.

En ese lapso, llegaron vecinos y representantes de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) y Federación de Padres de Familia (Fedepaf), y una gran cantidad (el 40 por ciento de todos) de funcionarios ediles, que ovacionaron al Alcalde cuando éste terminó la presentación del informe apoyado con un data show.

Después de las dos horas de exposición de Patana, los concejales efectuaron muy pocas observaciones. Por ejemplo, Néstor Estacas del MSM, criticó que el Ejecutivo devuelva las carpetas de obras de las subalcaldías.

A lo que Patana respondió admitiendo que hay funcionarios "comodines" que hacen quedar mal al municipio.
No hubo mayor debate, después de la intervención cinco concejales, incluido Estaca, pasaron a la votación.

En ella también participó el presidente del Concejo, Zacarías Maquera, pese a que dirigía el encuentro, de modo que se contabilizaron seis votos a favor del MAS y cinco en contra.

Cuando Patana se marchaba, admitió a los periodistas que la Alcaldía tiene un Plan Operativo Anual (POA) 2011 inflado, con un déficit de cerca de 600 millones de bolivianos, pero lo atribuyó a la presión vecinal que reclama "su dinero" y "sus obras" distritales, que son inscritos aunque carezcan de dinero.
Periodista(s): Juan René Castellón - El Alto
La Razon

Previous
Next Post »