(ATIPIRI).- "No hay que negar, es una realidad que nuestras adolescentes en el nivel secundario, muchas de ellas tienen vida sexual activa y entonces el hecho de que no conocen los métodos de prevención hacen que estas adolescentes terminen embarazadas, y lo que hacemos en algún momento es referirlas a instituciones como el CIES, porque están pasando por un momento difícil", afirmó Herminia Cruz, Coordinadora del Programa de Violencia Intrafamiliar y Violencia Sexual Comercial de la Asociación "Cuna".    
En declaraciones exclusivas a Radio Atipiri; Cruz, informó que de acuerdo a los índices de la Asociación "Cuna", logrados en los talleres de información y prevención verificaron la existencia de tres a cuatro adolescentes embarazadas del nivel secundario en promedió en las Unidades Educativas Alteñas, a consecuencia de varios factores; entre ellas, la falta de información de los métodos anticonceptivos, comunicación en la familia y otras.

Manifestó que muchas adolescentes con embarazos no deseados, enfrentan la discriminación de los compañeros, docentes, Juntas Escolares, en algunos casos el rechazo de los propios padres y en otras son expulsadas de las Unidades Educativas; razón por la cual algunas deciden abandonar el hogar y la formación secundaria.    

A su juicio muchas adolescentes que abandonan el hogar son víctimas de explotación laboral y trata y tráfico de personas, por su condición vulnerable.
Aclaró que algunas adolescentes embarazadas deciden abortar por el rechazo de la familia y la situación critica que atraviesan.

"Hay una Ley que las protege y ellas (adolescentes embarazadas) pueden terminar tranquilamente el colegio, no se las sojuzga por eso; pero quienes niegan eso son las Juntas Escolares quienes no quieren asumir y le restamos oportunidades a las adolescentes que están embarazadas, porque las Juntas Escolares dicen que son un mal ejemplo para las demás compañeras", aseguró.

Aclaró que una "efectiva información" de padres a hijos y maestros a educandos, logrará prevenir y reducir los índices de adolescentes con embarazos no deseados; "porque si no existe información muchas de ellas son vulnerables a muchas otras cosas, entre ellas el embarazo. Si se les diera información acerca del tema sexual, de cómo prevenir los embarazos futuros, yo considero que los índices bajarían".

Expresó su preocupación porque en la mayoría de las Unidades Educativas alteñas no se aborda la prevención de embarazos no deseados; razón por la cual demandó a las familias a generar procesos de comunicación entre padres, hijos e hijas.

Por su parte Juana Asistiri, una madre de familia, exigió a los maestros y maestras informar a los padres, hijos e hijas sobre la educación sexual, con el propósito de que la misma familia aporte en la prevención.

"El municipio alteño ya debería de retomar la escuela de padres, porque a veces no podemos comprender a nuestros hijos adolescentes y a veces necesitamos conocer lo que ello quieren y sienten", afirmó.