(ANF).- Los adolescentes varones trabajan de 9 a 12 horas diarias, como voceador, obrero, trabajador del hogar y soldador. Mientras que las muchachas trabajan de 5 a 8 horas diarias, como meseras, niñeras, trabajo doméstico, comercio, voceadoras, y recolectoras de plásticos, señala el estudio realizado por el Centro Boliviano de Investigación y Acción Educativa (CEBIAE) para la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Según esta investigación, los trabajos más frecuentes entre los niños y niñas son los de voceador, ayudante de carpintería, mecánica, costura, cocina, serigrafía, tornería, trabajadores del hogar, meseros, costureros y niñeros.

Entre los adolescentes de 15 a 17 años de edad, los empleos más comunes son los de voceador, ayudante de carpintería, mecánica, costura, cocina, serigrafía, tornería, carpintería y trabajador del hogar.

El trabajo infantil en la ciudad de El Alto obedece a dos factores socioeconómicos: la sobrevivencia y la desintegración familiar, razón por la que muchos niños, niñas y adolescentes viven sólo con uno de sus padres, o, con terceras personas, según Fernando Taboada, investigador del CEBIAE.

http://eldiario.net/noticias/2011/2011_06/nt110614/4_05scd.phpe