Comité de Vigilancia, Juan Carlos Quispe (ATIPIRI).
El Alto, 16 Ago. (ATIPIRI).- El pleno de Comités de Vigilancia de la ciudad de El Alto ha determinado este martes rechazar por unanimidad el recorte presupuestario de 22 millones de bolivianos de la Gobernación del departamento de La Paz, porque pone en riesgo la conclusión de la II fase del asfaltado de la carretera Cumbre Alto Lima, razón por la cual exigieron un informe escrito y oral al Gobernador Cesar Cocarico.

Juan Carlos Quispe, presidente de Comité de Vigilancia de El Alto en declaraciones a Radio Atipiri expresó su sorpresa por el recorte presupuestario de la Gobernación de La Paz. Recordó que la ciudad de El Alto se encuentra en plena movilización exigiendo al Gobierno Central la realización de censo poblacional este año, la asignación de mayor presupuesto y autonomía plena. Rechazó el retiro de 22 millones de bolivianos, porque está afectará en la conclusión del asfaltado de la carretera Cumbre Alto Lima.

"La Gobernación tiene que mostrar con datos sobre este recorte. El proyecto de la Cumbre Alto Lima es de vital importancia para El Alto. No podemos darnos el lujo de perder estos recursos. Estamos por eso pidiendo un informe oral y escrito al gobernador. No podemos perder ningún tipo de recursos hoy que estamos en emergencia", sostuvo la autoridad.

Quispe demandó al Gobernador de La Paz Cesar Cocarico la inmediata conclusión del asfaltado de la II fase de construcción de la carretera Cumbre Alto Lima, el cual data su ejecución desde el año 2006.

"Hasta estos momentos no ha respondido el Gobernador, pero de todas maneras vamos a enviar otra nota para que veamos los proyectos que ejecuta la Gobernación y coordinar las acciones con las Juntas Vecinales", afirmó Quispe.

Recordemos que la obra comenzó a ejecutarse desde agosto del 2006 a cargo de la empresa Ingeniería Global Boliviana, INGLOBOL, cuyo asfaltado de más de 27 kilómetros demandará una inversión de más de 27 millones de bolivianos, se tiene previsto concluirse en 450 días. Esa carretera que permitirá conectar la ciudad de El Alto con el norte del departamento, fue considerado de prioridad nacional para que arranque su construcción.

Desde el pasado 15 de agosto, la Federación de Juntas Vecinales FEJUVE, de El Alto convocó a un paro indefinido y bloqueo de vías exigiendo al Gobierno Central la atención de pliego petitorio de 15 puntos, entre las primordiales la realización del censo poblacional este año, la asignación de mayor presupuesto municipal, la autonomía plena y otras exigencias.

DEMANDAS DE LA FEJUVE

La FEJUVE de El Alto exige la realización del censo poblacional, la autonomía plena, la asignación de mayor presupuesto municipal, la renuncia de la ministra de Planificación del Desarrollo Viviana Caro, la construcción del Hospital de Tercer Nivel del sector Sur, la dotación de ítems de educación y salud, la construcción de embovedados y canalizaciones, la descentralización de la Empresa Pública y Social de Agua y Saneamiento, EPSAS, la nacionalización de la empresa de energía ELECTROPAZ, la renuncia de los legisladores y asambleístas alteños, la construcción de la avenida Periférica y la abrogación de trámites burocráticos en el Viceministerio de Inversión Pública, VIFE.