Edil. Hace 3 años derribó 6 casas y ahora debe resarcir los daños
La Razón - Miguel Rivas - La Paz
La Alcaldía de la ciudad de El Alto perdió un juicio civil interpuesto
por seis familias de la zona Amig Chaco en el que la acusaron de
apropiarse de manera ilegal de un terreno de 1.200 metros cuadrados,
en el cual el municipio edificó una escuela.


Problemas. El muro derribado en la escuela Amig Chaco.
El terreno debe ser devuelto a las familias afectadas y además debe
cancelar daños y perjuicios, monto que aún no fue determinado.

La jueza de Partido 2º en lo Civil, Rosario Moreno, dictaminó el fallo
el sábado 3 de septiembre, y ese mismo día, con la sentencia en la
mano, las seis familias llegaron hasta la unidad educativa, que lleva
el mismo nombre del barrio, para tomar posesión del terreno.

Los padres de familia, los maestros y los alumnos salieron al paso
para impedir esas intenciones y se produjo un enfrentamiento que
terminó con el derribamiento del muro de cerco del establecimiento.
Según los padres de familia, la Policía ayudó a los propietarios, y
ahora la escuela está custodiada por gendarmes ediles ante la
preocupación de los maestros por la inseguridad provocada por la caída
de la pared.

El director de Educación de la Alcaldía, Mario Gil, reconoció el fallo
judicial y anunció que se tramitará la expropiación de ese predio con
el pago de un justo precio a los propietarios.

"A través de la Unidad Jurídica intentaremos comprar estos terrenos
con el justo precio y trataremos de aplicar una ordenanza que nos
ayude en ese sentido. Lo que buscamos es que esta unidad educativa
siga con el mismo espacio para que continúe con la prestación social
que ha tenido hasta ahora".

El 14 de octubre del 2008, maquinaria de la Alcaldía derribó las
viviendas de las seis familias. Emma Chávez, una de las afectadas,
recordó que en esa ocasión no tuvieron tiempo ni siquiera para
rescatar sus bienes.

"Nos han sacado a rastras, intentamos aquella vez detenerlos, pero las
maquinarias han destrozado todo, nadie tuvo un poco de compasión, por
ello ahora exigimos que se nos reponga los daños que han ocasionado".

El vicepresidente de la junta escolar, Edwin Campos, aseguró que el
sábado pasado las seis familias derribaron el muro con ayuda de la
Policía y que tres estudiantes fueron agredidos.

"Sabemos que estaba en juicio, parece que la Alcaldía se ha descuidado
y por eso ahora estas familias reclaman y trajeron 25 policías que
derribaron el muro que colinda con la calle Amig Chaco".

El abogado de los propietarios del lote, Eddy Tenorio, aseguró que se
obtuvo un interdicto para recobrar la posesión del terreno y se cuenta
con el respaldo judicial para que la Alcaldía restituya a las seis
familias tanto los bienes muebles como los inmuebles.

"Todo esto ha sido apelado por la Alcaldía, pero no ha tenido logros
positivos, por lo que los daños ocasionados deben ser resarcidos.
Ahora, si quieren comprar los terrenos es otro asunto, primero se debe
solucionar estos problemas", sentenció el profesional.

La directora del establecimiento educativo, María Flores, manifestó
que los padres de familia y los profesores se encuentran preocupados
por la carencia del muro perimetral.

"Los jóvenes o niños pueden salir por este lugar y escapar o que
exista gente mal intencionada que quiera aprovecharse de esta
situación para hacer daño a los estudiantes o al mismo colegio. Nos
pone en apuros, por eso existe ahora seguridad edil; los mismos padres
están velando por ese sector, pero esto debe solucionarse pronto
porque no podemos seguir pasando clases en estas condiciones".

Periodista(s): Miguel Rivas - La Paz

http://www.la-razon.com/version.php?ArticleId=137134&EditionId=2646