SERES EL ALTO Y PROPIETARIOS COORDINAN OPERATIVOS DE CLAUSURA DE FARMACIAS ILEGALES



Responsable de Farmacias, Donato De la Cruz (ATIPIRI).
El Alto, 17 Oct. (ATIPIRI).-Donato De la Cruz, Responsable de Farmacias y Laboratorios del Servicio Regional de Salud (SERES) de El Alto informó, este lunes, que vienen coordinando con la Asociación de Profesionales Propietarios de Farmacias (ASPROFAR) El Alto operativos sorpresas de clausura de funcionamiento deboticarios ilegales que proliferan en la urbe alteña.

De la Cruz en una entrevista con Radio Atipiri explicó que desde su administración, hace tres meses, identificó el funcionamiento de 10 farmacias ilegales y no 200 boticarios como denunció, Rolando Martínez, presidente de ASPROFAR El Alto. Sin embargo, aseguró que conformarán con esta asociación 'Coordinadores de Control' destinados a vigilar el apertura de farmacias ilegales para luego proceder a su clausura.   

Aclaró que hasta el momento las 10 farmacias ilegales no fueron cerradas, porque su autoridad no tiene la tuición de clausurarlos, sin embargo, envió informes al Servicio Departamental de Salud (SEDES) La Paz, hace un mes, reportando el funcionamiento de 10 boticarios clandestinos para que se proceda a la clausura, pero hasta el momento no hay respuestas. El SERES El Alto tiene registrado legalmente a 173 farmacias.     

"Yo cada vez exijo, cuando van ha cerrar, pero me dicen que están en proceso en (área) jurídicas. Nuestros objetivo es que todas las farmacias que están en El Alto (es) que cumplan la Ley del Medicamento donde indica que tiene que cumplir ciertas normas y reglas para abrir una farmacia y dispensar los medicamentos", sostuvo De la Cruz.

Manifestó que por la extensa topografía de la urbe alteña 'es imposible recorrer' toda la ciudad para ejercer un adecuado control al funcionamiento de las farmacias clandestinas. La autoridad expresó su optimismo para que a través de los 'Coordinadores de Control' se pueda clausurar a todas las farmacias ilegales que funcionan en El Alto, donde presuntamente se venden medicamentos de contrabando a bajos precios, mismas que constituyen un serio peligro para la población alteña.   

ASPROFAR de El Alto

Por su parte, Rolando Martínez, Presidente de la Asociación de Profesionales Propietarios de Farmacias (ASPROFAR) de El Alto responsabilizó al Servicio Departamental de Salud (SEDES) La Paz y al Servicio Regional de Salud (SERES) El Alto por no realizar un control periódico y permitir la proliferación de más de 200 farmacias clandestinas en la urbe alteña, mismas que no cumplen ninguna de las normas establecidas por Ley para su funcionamiento, razón por la cual demandó mayor control.

Las farmacias deben ser atendidas por un ó una profesional Bioquímico Farmacéutico, Químico Farmacéutico o un Farmacéutico, pero estos establecimientos clandestinos no son atendidos por estos profesionales. Según Martínez a diario su persona registra denuncias, de sus afiliados, por la apertura y el funcionamiento de una farmacia clandestina en una zona alteña.

"Creemos que no es suficiente (el trabajo del SEDES La Paz y SERES El Alto), están faltando a su trabajo, porque la apertura de tantas farmacias irregulares es porque hay falta de control", declaró Martínez.

Previous
Next Post »