El Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, a través de Pro-Bolivia, equipó el primer taller textil en la ciudad de El Alto que beneficiará a dos asociaciones con capacidades diferentes para nuevos emprendimientos.

Con el propósito de brindar una alternativa de autosostenibilidad a las personas con discapacidad, el programa Pro-Bolivia implementa el primer taller textil en la ciudad de El Alto.

El taller está equipado para la producción y comercialización de prendas de vestir a base de fibra de alpaca y acrílica.

Los miembros de las Asociación de Discapacitados y Mutilados y la Asociación Boliviana para el Desarrollo Económico Productivo de Personas con Discapacidad (ABDEPPCD) serán los primeros beneficiados del proyecto.

Pro-Bolivia, creada mediante Decreto Supremo 29727 en octubre de 2008, está destinada a impulsar el cambio de la matriz productiva a través del incremento del valor agregado a la producción primaria, transformación tecnológica, generación de excedentes e ingresos en la producción artesanal, agroindustrial, manufacturera e industrial.

Taller textil

Para la implementación del taller Pro-Bolivia invirtió más de un millón de bolivianos, destinados a la edificación en un terreno de 250 metros cuadrados que fue cedido por los beneficiarios.

El equipamiento consiste en la instalación de una computadora con software de diseño, plotter de 36'', 10 máquinas de tejido rectilíneo, enconadora de hilos, remalladoras, lavadora, secadora, máquinas industriales rectas automáticas, máquinas industriales overlock, cortadora vertical, cortadora circular, ojaladores gota de agua, botonera, planchas a vapor y mueblería, entre otros.

Este proyecto representa una esperanza para los beneficiarios, tal el caso de Luis, un joven de 31 años con muchas ganas de aprender sobre la ctividad de textilería de punto y confección de sastrería.

En el año 2003, a Luis le diagnosticaron un tumor en el cerebro que lo dejó hemipléjico del lado derecho por un tiempo prolongado. Luis estudiaba electrónica pero no pudo concluir su carrera porque sus prácticas profesionales requieren de un esfuerzo físico con máquinas, lo que para él es una limitación. Ahora participa en los talleres de capacitación para nuevos emprendimientos.

Por su parte, el presidente de la Unidad Productiva de El Alto, Sabino Mamani, manifestó que ahora los beneficiarios podrán producir. "La ayuda del Gobierno es muy significativa porque a través del proyecto les permite a las personas con discapacidad crear fuentes de trabajo.


DATOS

• La técnica del INTI Diana Muñoz indicó que tiene la certeza de que la implementación del taller va a ser un éxito; la próxima gestión se programará otro ciclo de capacitaciones para que las personas con discapacidad puedan reforzar los conocimientos adquiridos.

• La institución de capacitación adelantó que existe la posibilidad de llevar a dos de los beneficiarios a la Argentina para que puedan entrenarse en refacción de maquinarias para el mantenimiento de las maquinas del taller textil y no existan problemas técnicos.

• El compromiso de las entidades y y la motivación del proyecto es lo más importante para el éxito del taller.


Capacitación de tejidos con estrategias argentinas

Pro-Bolivia coordinó la visita de dos expertas argentinas representantes del Instituto Nacional de Tecnología Industrial, que compartieron conocimientos en planificación y programación, manejo de las máquinas de confección, conocimiento de textiles y tipos de costura.

Santusa asistió a la capacitación de tejidos en silla de ruedas y llegó hasta la planta textil con la ayuda de su hijo, "Yo tejo manualmente, ahora quiero aprender a usar la máquina, siento que será una gran ayuda porque quiero sentirme útil", dijo.

Germán, de 42 años, que perdió su pierna en un accidente a los 19 años, tiene una prótesis, y camina con la ayuda de un bastón. Comentó que la vida le golpeó duramente, pues quedó viudo cuando sus hijos eran muy pequeños y él solo los crió.

Tiene poca experiencia en sastrería pero desea superarse para seguir manteniendo a sus hijos.

Éstas son algunas de las historias de las personas con discapacidad que se capacitan en la planta textil de la ciudad de El Alto y manifestaron su entusiasmo por el nuevo emprendimiento en prensas textiles.

El éxito de esta planta textil hará posible la implementación de otros talleres a nivel nacional.

Cambio