La bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS) de La Paz y la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto analizan la posibilidad de organizar un recibimiento a los marchistas del Consejo Indígena del Sur (Conisur), que anunciaron con llegar a la Sede de Gobierno el próximo 30 de este mes.



El electo jefe de la Bancada del MAS en La Paz, Rubén Callizaya, convocó para este viernes a una reunión de la bancada a efectos de analizar una posible bienvenida a los marchistas que exigen la modificación de la ley 180 de protección al TIPNIS, que inviabiliza la construcción de la carretera Villa Tunari – San Ignacio de Moxos a través de esta reserva natural.


"Van a llegar a La Paz y mañana (viernes) nosotros vamos a ver qué vamos a hacer: vamos a recibirlos, no vamos a recibirlos, vamos a tratar de dialogar con ellos, escuchar sus planteamientos para que nosotros como La Paz podamos presentarlo a la plenaria" de la Asamblea Legislativa, anunció el diputado.


En esa línea, Callizaya anticipó que se podría conformar una segunda comisión de legisladores del MAS que podrían dirigirse a la marcha para conversar con los indígenas sobre sus demandas. "Estamos queriendo darles un recibimiento acá en La Paz", ratificó.


Por su parte, el presidente de la Fejuve alteña, Rubén Paz indicó que esta marcha del Conisur se diferencia de la primera por haber "sufrido más atropellos", en lo que respecta el clima, por lo que amerita darles un recibimiento similar al que tuvieron los indígenas liderados por la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob).


Los marchistas del Conisur pretenden llegar a la plaza Murillo para exigir a la Asamblea Legislativa la anulación de la ley 180, caso contario amenazaron con instalar una huelga de hambre.

El Diario

www.eldiario.net