Los supuestos criminales llegaron hasta la FELCC negando los cargos por los que eran acusados a pesar de que se los habría detenido en flagrancia en inmediaciones de la terminal de buses la madrugada de ayer.

Los criminales conocidos como "boteros" operan dejando caer paquetes de dinero falso para que la víctima lo levante, siendo abordada por un segundo delincuente.

El Comando Regional de la Policía de El Alto detuvo la madrugada de ayer en la zona Villa Bolívar D, aledaña a la Terminal de Buses, a ocho supuestos "boteros", ladrones que usan el cuento del tío, de los cuales cuatro permanecen arrestados por tener antecedentes penales, según informó el coronel Hernán Carrasco, responsable de la entidad policial.

Con la finalidad de reforzar los operativos de control en las calles de las denominadas zonas rojas, las unidades policiales realizaron controles desde la 01:00 de la madrugada hasta las 07:00 horas, tiempo en que se registró un incremento de las actividades delictivas por parte de las asociaciones criminales las cuales sorprenden no sólo a ciudadanos en vehículos de servicio público o taxis sino que en algunos casos mantienen acciones cotidianas como "el cuento del tío".

"Es en ese sentido que desde las 03:00 hasta las 06:00 horas en la terminal de buses, se pudo identificar en flagrancia a cuatro de los ocho detenidos, quienes buscaban sorprender a ciudadanos que llegaban hasta este sector", sostuvo la entidad policial.

El modus operandi de la banda criminal era dejar caer un paquete de dinero delante de su víctima, misma que había sido estudiada con anterioridad y en la mayor parte de los casos poseía una gran cantidad de dinero que posteriormente era sustraída en su totalidad.

Los asaltantes trabajaban al menos entre dos, siendo el segundo atracador quien se encargaba de darle el dinero a la afectada para que sea posteriormente engañada.

"Los cuentistas o boteros actuaban dejando caer un paquete de billetes al suelo con la finalidad de que alguna persona le tome interés para luego ser sorprendida por uno de sus cómplices quien propone la repartición del botín para que la víctima muestre el dinero con el que cuenta para completar la distribución, pero llegado el momento es ésta persona quien se da cuenta que fue sorprendida por los cuentistas al ya no tener su dinero", explicó la autoridad.

Al establecer los antecedentes de los cuatro detenidos, quienes estarían implicados en atracos menores, fueron remitidos a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de donde serán remitidos ante el Ministerio Público.

Las cuatro personas que fueron detenidas y remitidas a la entidad policial, descendieron de un vehículo policial e ingresaron a la División de Delitos contra la Persona en horas de la mañana negando los delitos por los cuales fueron detenidos y manifestando que realizan otras actividades personales.

"Porque no teníamos documentos nos han detenido, en La Ceja nos han aprehendido a las 06:30 sin que hagamos nada. Yo soy ayudante de albañil y trabajo en el Faro Murillo", indicó uno de los aprendidos.

Otro de los arrestados dedicado a la conducción de un vehículo público manifestó también ser inocente de los delitos a los que se le acusaba indicando que sólo es conocido de los supuestos delincuentes.

"Yo no estoy con ellos y me sacan fotos yo soy taxista y por el hecho de que uno tienen rose con todo tipo de gente piensan que trabajamos juntos, en el momento en que me han detenido yo estaba sólo hablando con ellos, yo tengo mi familia mis hijas jóvenes y nos detienen, estaba en la avenida 6 de Marzo, pero sólo estaba conversando", explicó uno de los detenidos con palabras entre cortadas ante el llanto que le causo dicho momento.

Al momento las entidades policiales no tienen un registro total de la cantidad de personas que trabajan en actividades delictivas, mientras que sólo se identificó a alrededor de 100 modos de operar por parte de los antisociales que trabajan en la urbe alteña.


http://www.eldiario.net/noticias/2012/2012_02/nt120208/nacional.php?n=46&comando-regional-altenio-detuvo-a-ocho-boteros