La medida de presión de ayer paralizó la urbe; no hubo incidentes


NORMA La comuna impulsará una ley municipal para regular las actividades del transporte público .

Sergio A. Miranda / El Alto - 22/03/2012


Piedras en el asfalto para bloquear la calle, ayer en El Alto.
Después de una reunión de más de tres horas, la Alcaldía de El Alto, Tránsito y la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) determinaron ayer realizar controles permanentes a fin de evitar el incremento de pasajes en el transporte público. El rechazo a este aumento paralizó el miércoles la urbe.

A la reunión no asistió ningún representante de la Federación Andina de Choferes 1 de Mayo, la cual decidió subir el pasaje de un boliviano a 1,50 desde el lunes pasado. La medida motivó el paro cívico-vecinal llevado a cabo ayer en la ciudad vecina.

La comuna alteña ratificó que no autorizó incremento alguno a la tarifa del transporte público y que ésta debe mantenerse en un boliviano, sin tramos.

Ésta fue una de las tres determinaciones asumidas en la reunión, sostenida entre representantes de la Alcaldía de El Alto, Tránsito, la Central Obrera Regional (COR), juntas de vecinos y otras organizaciones sociales.

El segundo punto del acuerdo establece que las subalcaldías de El Alto, la unidad de Tránsito y los guardias ediles, en coordinación con la sociedad civil, harán operativos de control para evitar el cobro "arbitrario" de pasajes y los "tramajes".

Como tercer aspecto se definió que el municipio promoverá una ley municipal de transporte público, que regulará las actividades del sector.

El paro aisló a la urbe

El paro de ayer en El Alto fue total. Varios puntos de bloqueo en protesta por el incremento de pasajes aisló a la ciudad. La población tuvo que caminar largos trechos para llegar a sus destinos.

Las juntas vecinales de los 14 distritos iniciaron los bloqueos alrededor de las 9:00. Las zonas de Senkata, Río Seco, ex tranca, la Ceja y las avenida 6 de Marzo y Bolivia eran algunos de los puntos estratégicos donde la presencia de los vecinos se hizo sentir.

La medida impidió la salida de flotas con destino a Oruro, Cochabamba, Santa Cruz, Viacha,    Copacabana y otras regiones.

En algunos lugares, los vecinos colocaron piedras en el asfalto y quemaron llantas para evitar el paso de vehículos, tanto públicos como privados.

La movilización fue apoyada por la Central Obrera Regional (COR), el magisterio urbano alteño, estudiantes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), padres de familia, gremiales, campesinos y otros sectores sociales, según el presidente de la Fejuve de la ciudad, Rubén Paz.

El paro tuvo su contundencia a partir de las 10:00, ya que hasta antes de esa hora minibuses operaban en La Ceja.

Desde esa hora, la gente que se dirigía de La Paz a El Alto -y viceversa- tuvo que caminar desde el peaje de la autopista, pues hasta este punto se permitió el paso de los motorizados. Decenas de minibuses anunciaban su recorrido desde este recinto.

En tanto, los funcionarios de la Alcaldía de El Alto trabajaron con cierta normalidad; la comuna estuvo con las puertas cerradas y resguardadas por guardias ediles.

Al final de la jornada, la Fejuve calificó de exitosa y contundente la medida.

La movilización
Seguridad La Policía Nacional no reportó ningún herido o destrozos en el paro de ayer. Sin embargo, existieron amagues de enfrentamiento entre estudiantes y transportistas en el peaje.

Protección La Alcaldía quemada, ubicada en la Ceja de El Alto, atendió al público a puertas cerradas y resguardadas por varios guardias ediles.

Nombre La medida de presión que se vivió ayer en El Alto fue denominada por sus dirigentes como el "bloqueo de las mil esquinas".

Rechazo Alrededor de las 9:30, un grupo reducido de la Central Obrera Regional (COR) marchó en la avenida 6 de Marzo y alejó con petardos al aire, silbatina y cánticos a un grupo de transportistas que recogía pasajeros.

http://www.paginasiete.bo/2012-03-23/Sociedad/Destacados/32Soc01230312.aspx