Pablo Peralta / Página Siete
    Pablo Peralta / Página Siete
    La avenida 6 de Marzo, una de las principales de El Alto.
    Empresas-en-El-alto-01-01.jpg


    DESARROLLO Datos de Fundempresa revelan que, además, el comercio, el transporte y la industria manufacturera dinamizan la economía de la vecina ciudad.


    Salas de cine y bancos, un patio de comidas, piscina, sauna, canchas y otros ambientes recreativos son algunos de los espacios que tendrá el complejo empresarial que impulsa en la Ceja de El Alto la cooperativa El Ceibo, con una inversión de diez millones de dólares.

    "Lo que se pretende es reproducir edificaciones como el Megacenter o el Multicine, pero a base de las necesidades de El Alto y sus peculiaridades", dice el gerente de Desarrollo de esa entidad, Hernán Trujillo.

    El proyecto, que se prevé que comience a concretarse en tres meses, es uno de los emprendimientos que dinamiza la economía alteña. Según Fundempresa, la "base empresarial" de esta urbe creció en 23% en 2011, principalmente de la mano de las actividades de comercio al por mayor y menor, de construcción, transporte e industria manufacturera.

    Los datos revelan que el año pasado se registraron 4.012 empresas, de las cuales 1.258 eran de comercio; 1.222, de construcción; 500 de transporte; y 498 del sector de industria.

    Cinco empresarios consultados por Página Siete destacan que en la urbe vecina hay recursos humanos calificados y es posible invertir porque el esfuerzo es correspondido por la población.

    Adriana Yaffar, administradora del patio de comidas La Jungla, resalta la decisión de apostar por esta iniciativa en El Alto. Antes funcionaba en la sede de Gobierno.

    La plaza de comidas está construida sobre 1.500 metros cuadrados, y agrupa a 12 empresas. Yaffar prefiere no dar el monto de inversión, aunque dice que fue considerable. El negocio ha ido bien, por lo que está planificado abrir una sucursal en Ciudad Satélite. 

    Otro de los emprendimientos recientes es el hotel Ensueños, que comenzó a funcionar en 2011 y que demandó una inversión superior a un millón de dólares.

    "El Alto tiene muchas cosas buenas. Aparte de lo económico, la gente es muy pujante, es una ciudad joven, pero en crecimiento, constantemente da sorpresas", dice Roger Ramos, gerente del hotel de dos estrellas, que además tiene una galería comercial de 42 locales.

    Otra inversión similar fue la que hizo El Ceibo que destinó recursos para ampliar sus instalaciones en la Ceja. Los trabajos continúan y se prevé que concluyan hasta septiembre.

    Los datos de Fundempresa revelan que además el número de empresas (base empresarial) que registra El Alto en la gestión 2011 es mayor que el que registran los departamentos de Oruro, Tarija, Potosí, Chuquisaca, Beni y Pando.

    "Lo que está pasando en El Alto es una diversificación de la inversión", dice el productor agropecuario y sociólogo alteño Carlos Hugo Laruta, quien considera que esa urbe se diferencia de la ciudad de La Paz en que es una ciudad industrial y la segunda tiene un carácter burocrático.

    En la Alcaldía están conscientes de la importancia del capital privado para la generación de empleos. Por esto, la Oficialía Mayor de Desarrollo Económico promociona la norma 2685 (promulgada el 13 de mayo de 2004) que incentiva a las empresas para que inviertan en la urbe.

    El oficial mayor de esa unidad Édgar Velasco, dice que se apunta a fomentar al empresariado y al artesano. Por esto, se construyen dos edificios "gemelos" de seis plantas cada uno, para que los artesanos y los pequeños productores puedan promocionar sus artículos y hagan contactos. Cada infraestructura demanda una inversión de más de tres millones de bolivianos.

    Opiniones

    Adriana Yaffar Administradora de La Jungla El Alto es una ciudad increíble. En términos de dinamicidad económica está mucho más avanzada, a mi modo de ver, que la ciudad de La Paz, debe estar a nivel de Santa Cruz. Y, bueno, creo que ha sido un error, incluso, no haber entrado antes a El Alto con inversión privada. Además, es un público que corresponde a la inversión.


    Sonia SotoGerente de CIC de El Alto El baluarte más importante de El Alto es que hay disponibilidad en buen número de mano de obra calificada y sobre todo este espíritu emprendedor que tienen todos y cada uno de los ciudadanos alteños, afanados en llevar el pan a casa. Con eso, el inversor tiene garantizado el apoyo de la gente a la que le dé la oportunidad de un empleo seguro y digno.


    Hernán Trujillo Gerente de El CeiboInvertimos en El Alto porque si bien nacimos en Alto Beni nuestra primera base en las urbes ha sido en El Alto. Entonces, por la ubicación estratégica que tenemos, y también porque la ciudad de El Alto es pujante. Además que la ciudad ya está entrando lo que es la modernidad y es un buen lugar para invertir.


    Roger Ramos Gerente de Hotel Ensueños Apesar de que El Alto tiene sus complicaciones sociales y económicas, es una ciudad que está creciendo bastante demográficamente, económicamente y es bastante pujante. Yo creo que se puede invertir en la ciudad de El Alto para salir adelante. No es fácil invertir, es algo difícil, pero sí se puede.

http://www.paginasiete.bo/2012-03-05/Economia/NoticiaPrincipal/62-ecoadellun05.aspx