Los universitarios tomaron las arterias principales de la urbe con cánticos de apoyo a los diferentes piquetes de huelga instalados en todo el país.


Por otra parte, los manifestantes encontraron a su paso a representantes de sectores afines al MAS, por lo que se generaron amagues de enfrentamiento.

Estudiantes del área de salud de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) marcharon en la víspera por las principales arterias de la urbe alteña bloqueando el peaje de la autopista en protesta contra el Decreto Supremo 1126.

La marcha, a la que acudieron también docentes y administrativos de la casa superior de estudios, inició su recorrido en la avenida Juan Pablo II y llegó hasta el puente del Distribuidor de La Ceja alteña. Por su parte, los vehículos tuvieron que tomar vías alternativas o avanzar lentamente detrás de los manifestantes para poder llegar a su destino.

En su recorrido, la protesta estudiantil aseguró que las prácticas clínicas de los universitarios y la carga horaria en docentes serán afectadas notablemente, impidiendo que la labor de ambos sectores sea realizada de manera adecuada.

La primera acción de rechazo a la norma se dio en puertas del frontis del centro oftalmológico de médicos cubanos. En el sector, los estudiantes exigieron el cierre de las puertas de entrada de los pacientes donde colocaron posteriormente carteles expresando el rechazo a la atención que se brinda en el lugar.

Luego, los universitarios se trasladaron hasta las puertas del Centro Regional Ambulatorio (CRA) donde lanzaron estribillos exigiendo la abrogación del DS 1126. Cabe recordar que 41 representantes de los 72 centros de salud de El Alto instalaron en este edificio una huelga de hambre el pasado miércoles tomando los pasillos del segundo piso.

Entretanto, los huelguistas salieron a las ventanas y puertas del centro de salud para agradecer la movilización de los jóvenes.

Por otra parte, representantes de diferentes sectores afines al actual partido de gobierno abuchearon a los marchistas y trataron de impedir su movilización causando en repetidas oportunidades amagues de enfrentamiento. Los ciudadanos de a pie protestaron también por el perjuicio ya que tardaron más para llegar hasta su destino.

"Ustedes son unos vagos, antes de estudiar prefieren perder clases y bloquear las calles, es por eso que han dicho que vengan los cubanos, porque sólo saben protestar y no trabajar", explicaba uno de los vecinos alteños mientras se detenía ante la marcha.

"Nosotros somos hijos de alteños y tenemos derecho a mejorar nuestra formación y esta ley restringe nuestras prácticas en hospitales, son ustedes los que no entienden y no conocen los perjuicios de la nueva norma", respondían los universitarios.

Luego de varios minutos de tensión, acompañados por algunos empujones, los universitarios decidieron dejar el lugar para no causar daño a ningún ciudadano.

"Nosotros no vamos a responder y preferimos retirarnos porque nuestra protesta no es contra la población, así ellos sean militantes o simpatizantes de este Gobierno. Nosotros buscamos mejorar nuestras condiciones de estudiantes para luego brindarles un mejor servicio", expresó el representante estudiantil Félix Mamani.

Finalmente, en horas de la tarde un nuevo piquete de huelga de hambre de administrativos y universitarios fue instalado en los ambientes de la mencionada casa superior de estudios, con la finalidad de incrementar las medidas de presión en busca de mejorar las conquistas sociales y estudiantiles.

Asimismo, los manifestantes aseguraron encontrarse temerosos por la supuesta intención de la Policía de intervenir estas medidas de protesta por lo que anunciaron que las vigilias continuarán.


Fuente El Diario.