Reportan cada mes 20 casos de fuga de gas en instalaciones domiciliarias


La Unidad de Bomberos de El Alto es la encargada de atender cualquier incendio en la ciudad, sofocándolo para la protección de las familias alteñas.


La Unidad de Bomberos recomienda a las juntas escolares y vecinales brindar capacitaciones para que los vecinos eviten incendios.

La Unidad de Bomberos en la ciudad de El Alto atiende cada mes 20 casos de fuga de gas en las instalaciones domiciliarias, indicó a EL DIARIO el sargento Jaime Alave, responsable de la dependencia de Planeamientos de la entidad.

De acuerdo con el entrevistado, en la urbe se realiza una política de prevención en favor de la ciudadanía referida a temas de rescate y atención de incendios con la finalidad de disminuir los daños personales que se afrontan en las actividades domesticas o comerciales.

Alave explicó que luego de que la población remplazó el Gas Licuado de Petróleo (GLP) con las instalaciones domiciliarias no se les brindó una explicación adecuada de como utilizar dicho producto, sobre todo cuando se presenta una fuga de gas.

"Las recomendaciones efectuadas a la población están referidas a que tengan el cuidado correspondiente cuando registren alguna fuga de gas al interior o exterior de sus domicilios y actividades económicas, siendo los mismos captados por un componente químico que se incluye para la expansión de un olor específico conocido como naftalina, es por eso que damos a conocer como primera recomendación que las personas del hogar no prendan ningún fosforo, cerillo o artefacto eléctrico hasta que lleguen al lugar los efectivos policiales, con quienes de forma conjunta, con la familia, registrarán la llave de paso desde donde se distribuye el gas a domicilio", agregó el uniformado.

Por otra parte, aseveró que los funcionarios policiales llegan a ser capacitados periódicamente mediante técnicos de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), con la finalidad de que exista una actualización en dicho procedimiento, para poder sociabilizar las políticas de prevención en la población ante la disminución de garrafas de GLP.

Asimismo, Alave observó que en algunas instalaciones domiciliarias todavía no se usa la naftalina, elemento que permite que la población distinga una fuga de gas y busque los mecanismos de prevención antes de que se registren accidentes con incendio, como los que se presentaron en Ciudad Satélite en mayo pasado donde un domicilio fue afectado por una fuga de gas lo que derivó en que gran parte del inmueble se quemara.

Para el especialista, tanto la fuga de gas de una garrafa de GLP o de las conexiones de gas a domicilio son de alto riesgo y las personas deben tener en cuenta que el ventilado del ambiente les permite tener una mayor seguridad, agregado a ello se debe identificar la llave de paso y verificar suestada continuamente para evitar que la expulsión de gas afecte a toda la red.

"En la fuga de gas en las conexiones domiciliarias, existen llaves de paso, como en el sistema de agua o de energía eléctrica, usado como un tablero de electricidad para que la gente que identifica un corte eléctrico, sólo llegue a apagar una red térmica y evitar que el accidente llegue a afectar a la población", explicó el uniformado.

Además, el responsable de la unidad de planificación de Bomberos solicitó a la ciudadanía organizada en juntas vecinales y escolares a que sean éstas las instancias que lleguen a solicitar la respectiva capacitación de los vecinos y vecinas, para con ello poder evitar incendios y explosiones que causen pérdidas humanas y materiales.

"A partir de que nuestra población esté capacitada para efectuar una buena manipulación de estos servicios básicos, como el gas a domicilio, energía eléctrica, uso de aceites, entre otros componentes químicos se podrá evitar mayores riesgos o pérdidas que afecte a la comunidad", concluyó la autoridad.


http://www.eldiario.net/noticias/2012/2012_06/nt120621/nacional.php?n=51&-reportan-cada-mes-20-casos-de-fuga-de-gas-en-instalaciones-domiciliar

Previous
Next Post »