ESTUDIANTES. Alumnos en la puerta de un colegio en El Alto antes de las vacaciones escolares de invierno. - Roberto  Charca H. La Prensa Los raptos sentimentales son un dolor de cabeza


Por Roberto Charca H. - La Prensa - 15/07/2012

ESTUDIANTES. Alumnos en la puerta de un colegio en El Alto antes de las vacaciones escolares de invierno. - Roberto Charca H. La Prensa

La Policía dice que sólo el 20% de estos casos corresponde a la trata y tráfico de personas.

El mayor Wálter Sossa, jefe de la división de Trata y Tráfico de Personas de la fuerza anticrimen de La Paz, explicó que hay tres factores para que niñas, niños y adolescentes dejen sus domicilios.
"Sólo el 20 por ciento de los casos denunciados —hasta tres por día— corresponde a la trata y tráfico de personas. El 80 por ciento es causado por problemas familiares".
Sossa explicó que estas desapariciones también son producto de la violencia intrafamiliar, la calificación escolar y el problema sentimental, este último en mayor porcentaje.
Los "raptos sentimentales" abundan en la ciudad de El Alto, afirmó Remberto Cruz, secretario ejecutivo de la Federación de Estudiantes de Secundaria (FES).
El representante de los colegiales de El Ato explicó que este hecho demuestra que es prematura la edad a la que los jóvenes inician sus relaciones sexuales y, al verse descubiertos, optan por huir para evitar el castigo de los padres.
"Hemos analizado con los representantes de unidades educativas de El Alto que muchos compañeros se perdieron y desaparecieron por diversos motivos, y fueron inducidos al comercio sexual comercial y la explotación laboral. Pero también hay casos de raptos sentimentales".
Añadió que los adolescentes se "van a otros departamentos para no mostrar embarazos y evitar problemas con sus padres, y aceptan ofertas laborales de Brasil y Argentina".
Diez menores. El teniente Boris Loayza, jefe de la división de Trata y Tráfico de Personas de la fuerza anticrimen de El Alto, declaró que, en esta gestión, diez adolescentes de uno y otro sexo fueron encontrados y reinsertados en sus hogares, después de que la mayoría de ellos huyeran por razones sentimentales.
"Se encontraron muy pocos menores que fueron explotados laboral o sexualmente. La mayoría huyó porque la enamorada estaba embarazada".
Uno de ellos contó a La Prensa que "mantenía una relación sentimental con mi chica desde hace dos años. En tercero de secundaria se embarazó y decidimos escapar para evitar tener problemas con nuestros padres".
Este caso fue reportado a la Policía por la desaparición de los dos adolescentes y, después de casi tres meses, éstos fueron hallados trabajando en Oruro como garzones. Loayza explicó que un caso reciente fue el de una joven que desapareció en Tambillo. Sus familiares denunciaron que fue víctima de rapto, pero ella se fue a trabajar con la familia de su enamorado en Cochabamba.
Huyó porque sus padres no le compraron un teléfono celular de última generación.
Colegiales. Recientemente, en un colegio particular de El Alto, los padres denunciaron la desaparición de una pareja de estudiantes y sindicaron al profesor de ser el culpable de este hecho. De acuerdo con sus compañeros, la joven estaba embarazada y, al parecer, ambos huyeron en el último día de clases.
Según el cuadro estadístico de la Policía, sólo en El Alto, a la fecha, se registraron 280 casos de desapariciones, de los cuales 252 fueron resueltos en forma totalmente satisfactoria.

30 casos de niños y adolescentes desaparecidos son investigados por la división de Trata y Tráfico de El Alto.

15 de junio Una pareja de jóvenes, de 14 y 17 años, fue rescatada de Cochabamba. Hacían trabajos de cocina en una peña.

18 de junio Dos adolescentes se fugaron de su casa en El Alto por razones sentimentales. Sus padres denunciaron el hecho.

Las voces de las víctimas

Algunos padres de familia prefieren callar después de hallar a sus hijas o hijos. El 90 por ciento de los casos surgen por problemas sentimentales.
"Mi hija desapareció hace dos semanas. Nos dijeron que la habían secuestrado, pero está con su enamorado".
Susana A.
"Mi hijo nos llamó desde Oruro y nos dijo que no volvería porque nos falló. Fuimos a buscarlo, pero no lo hallamos".
Rubén Quispe
"Al principio, no quiso hablar, estaba asustada. Después nos dijo que se fue a trabajar con su enamorado, pero no quiere decir, hasta ahora, quiénes son los familiares de este joven y dónde estuvo".
Desiderio A.

LOS ESTUDIANTES alertan sobre el TRÁFICO DE óRGANOS.
Remberto Cruz declaró, junto a su directiva, que existen denuncias de tráfico de órganos, práctica de la que los estudiantes de grados inferiores son víctimas.
Cruz afirmó que durante los dos últimos años desaparecieron niños de siete a 12 años y que éstos fueron llevados a países vecinos con fines distintos a la explotación laboral o sexual.
Explicó que los niños bolivianos son objeto de trata y tráfico a Argentina, Brasil, Perú, Chile, España e incluso Estados Unidos.
"Los más vulnerables son las mujeres jóvenes y los niños, quienes después son utilizados para el tráfico de órganos".
Además, sostuvo que las jóvenes son "reclutadas" en los establecimientos educativos de las ciudades con fines de explotación laboral y sexual comercial.
"Hay varios casos, pero la Policía Boliviana no hizo nada hasta ahora para investigar estos hechos y por eso no hay registros de ellos".