La asociación de comerciantes minoristas de la calle Víctor Gutiérrez solicitó a los vecinos del lugar un diálogo con el que se pueda llegar a un acuerdo que les permita vender sus productos en la mencionada avenida, según expresó Lizeth Montaño, secretaria general de la organización.

Asimismo, agregó que para evitar un mayor conflicto con los ciudadanos no ocuparán sus puestos de venta hasta que se llegue a un convenio.

"Durante reiteradas ocasiones los vecinos de esta calle actuaron con violencia, los días pasados tuvo que venir la Policía para apaciguar el ambiente; nosotros en ningún momento agredimos a nadie", expresó Lizeth Montaño, a tiempo de defender la postura pacífica de sus compañeros.

El conflicto significa, para la asociación de gremialistas, semanas sin percibir fuentes de ingreso económico. "Como se puede ver la avenida está trancada con alambres de púas, ninguno de los compañeros puede acercarse porque ya se genera violencia, es por eso que nos urge llegar a un acuerdo", señaló.

Asimismo, agregó que ningún comerciante de su asociación pretende apropiarse de varios puestos de venta, como lo manifestaron los vecinos. "Ellos plantean que Hugo Valeriano y otros compañeros tienen cada uno 10 lotes, nosotros les pedimos que comprueben la denuncia, ningún gremialista de nuestra asociación tiene esa cantidad de puestos", aclaró.

Igualmente, Montaño comunicó que su asociación cuenta con un permiso de la junta de vecinos del año 2003 que cuenta con sellos del Presidente y la junta de esa época; son nueve años que vendemos en ese sector, no somos una agrupación nueva".

En los conflictos del mes pasado, según Montaño, se perdieron y destrozaron algunas de sus tarimas, es por eso que los comerciantes tienen miedo de salir a vender. "Nosotros estamos preocupados porque a partir del 6 de junio, cuando nos entregaron la notificación, no nos permitieron realizar nuestras actividades gremiales, ellos nos lanzaron hasta con piedras por el sólo hecho de querer comer", manifestó.

Por otro lado, dijo que los vendedores de la calle en conflicto se quedaron sin percibir ningún ingreso económico y que lamentablemente ahora sus hijos son los que sufren por este percance.

"Vender es la única manera que tengo para ganarme la vida, desde hace días que ya no puedo con los gastos, jueves y domingo nada más salimos, por eso les pido a los vecinos que hablemos y acordemos una solución que no dañe a ninguna parte", comentó Isidro Choque, uno de los gremiales afectados.

Para finalizar, Montaño aseguró que los gremialistas evitarán salir a vender en sus puestos pero exhortó a los vecinos a realizar un pronto diálogo para que ellos puedan retomar sus actividades comerciales.


http://www.eldiario.net/noticias/2012/2012_08/nt120815/nacional.php?n=59&-comerciantes-piden-dialogo-a-los-vecinos-para-llegar-a-un-acuerdo