Las labores en la UPEA son normales a la espera de las acciones penales contra el implicado en este hecho delictivo.


El pasado martes, el ahora exdirector Administrativo de la UPEA fue sorprendido "in fraganti" cuando recibía dinero de una empresa contratada por la entidad.

La Federación de Docentes y el Sindicato de Trabajadores de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), responsabilizaron a las autoridades del Honorable Concejo Universitario (HCU) y al actual rector Damaso Quispe por los supuestos actos de corrupción en los que se vio inmerso el exdirector Administrativo de la casa de estudios superiores Gualberto Tinini.

Asimismo, los representantes de estas instancias denunciaron que la contratación del funcionario habría sido realizada a dedo y sin convocatoria pública.

"Las responsabilidades son claras, porque si bien la primera autoridad ha mencionado que se llegará a querellar, nosotros estamos seguros de que existen responsabilidades directas desde el momento en el que se lo contrató sin convocatoria, a dedo y por lo tanto se debe aceptar como responsabilidad directa porque la contratación tienen una responsabilidad por parte de las actuales autoridades", expresó Felipe Paucara, secretario ejecutivo de la Federación de Docentes.

Agregado a ello, aseguró que las 33 asociaciones de docentes en reunión determinaron repudiar los actos de corrupción públicos y flagrantes que dañan la imagen inmediata por parte del Gobierno, quienes deben esclarecer todos los hechos inmediatamente hasta encontrar a los responsables directos.

"La auditoria externa debe ser desarrollada por parte de la Contraloría General del Estado y la Ministra de Transparencia, por ser estas dos instancias las que deben encontrar los diferentes casos de corrupción que en un principio se dio a conocer como el acoso laboral, coimas y contrataciones a dedo, para luego concluir con el proceso de todos los responsables de esta instancia", expresó Anastasio Huanca, representante de los trabajadores de la UPEA.

IMPUTACIÓN

Por otra parte, el fiscal de la División de Corrupción Pública, Aldo Ortiz, presentó el jueves la imputación contra el destituido director Administrativo de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), Gualberto Tinini Calle, por cuatro delitos que están tipificados en el Código Penal, entre ellos por enriquecimiento ilícito.

Tinini Calle fue apresado el miércoles "in fraganti" cuando cobraba un soborno a una empresa proveedora.

"A pesar de que Tinini negó haber participado en ese ilícito detectado in fraganti fue imputado por delitos de uso indebido de influencias, beneficios en razón del cargo, cohecho activo y enriquecimiento ilícito con afectación al Estado", explicó el Fiscal a los medios de comunicación.

En su declaración el imputado negó el hecho y alegó que con su detención se intenta perjudicar la gestión del Rector de la UPEA.

La situación legal de Tinini Calle se definirá en el Juzgado de Instrucción en una audiencia cautelar, aunque el imputado fue internado en el hospital policial Virgen de Copacabana para una revisión médica.

Ortiz anunció que, en este caso, citará a otros funcionarios de la Universidad Pública de El Alto, sobre todo a los funcionarios que tuvieron que ver con la licitación y el contrato de provisión de equipos de laboratorio.

El pasado miércoles el Ministerio de Transparencia Institucional y Lucha contra la Corrupción coadyuvó a la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (Felcc), en un operativo en la Universidad Pública de El Alto donde se sorprendió "in fraganti" a Tinini recibiendo 17.000 bolivianos de la empresa Lesu, para la provisión de equipos de laboratorio.

La UPEA y Lesu suscribieron un contrato administrativo de adquisición de bienes para el equipamiento del Laboratorio de Física, Química y Electrónica de esa casa superior de estudios, por 500.000 bolivianos.

Sin embargo, a pesar de que la empresa entregó el equipo, el pago no se efectuó porque Tinini exigió para entregar el cheque una comisión.


Fuente.