Los controles en las terminales de buses de El Alto y La Paz se hicieron más rigurosos debido a los constantes crímenes de trata y tráfico de personas.

El representante de la Defensoría del Pueblo en El Alto, José Luis Hidalgo, manifestó que varios pobladores del sector rural del departamento expresaron su molestia ante el control policial en las trancas y retenes, debido a que los efectivos de la institución verde olivo les exigen portar su documentación y la de sus hijos para que puedan viajar.

Ante estos hechos, la autoridad anunció que se realizará una campaña de información y concientización para que los pobladores se percaten de la necesidad del control.

Ante las recientes exigencias de los municipios de El Alto y La Paz, para solicitar documentación de identidad a menores de edad que son traslados a diferentes zonas rurales con la finalidad de evitar el tráfico ilegal de menores, se presentaron en su dependencia varias denuncias de la población ante la ausencia de responsabilidad de los progenitores para tener visible y presente su documento de identidad y la de sus hijos e hijas.

"Imaginamos que las recientes normas y controles aplicados por parte de la Defensoría en áreas urbanas, rurales y la propia terminal de buses de ambas ciudades está generando una serie de malestar en la población, pero ello se debe a la falta de información y sociabilización de las nuevas responsabilidades que debe asumir la población cuando llega a trasladarse con sus hijos de una región a otra", aseguró Hidalgo en una entrevista a EL DIARIO.

"Asimismo, se debe entender que es preferible la seguridad de nuestros ciudadanos, ante el posible incremento de varios delitos que están relacionados a la trata y tráfico de personas donde los menores desaparecidos, antes de nuestra comodidad, esto fuera de correr el riesgo de ser víctimas de ese delitos como la explotación laboral, sexual, cometidos en el proceso de captación y se enfrentan al posible robo de órganos, que llegan a ser aprovechadas por las asociaciones delictivas ante la ausencia de controles en terminales y puestos de control de la salida de los menores de edad", agregó.

Si bien la autoridad observa que una de las respuestas cotidianas de los padres es mencionar que sus hijos no tienen certificado de nacimiento por razones económicas, pero estas no serías aceptadas ante la posibilidad de adquirir certificados de nacimientos de manera gratuita en favor de los recién nacidos por parte de Registro Civil en el área urbana o en la rural, de lo contrario la población está en la obligación de denunciar cualquier cobro ilegal.

"Ahora como organización también queremos que las personas responsables de exigir la documentación de identificación efectuada por parte de funcionarios de la Defensoría de la Niñez, así como los efectivos militares en las regiones rurales, que lo realicen con las consideraciones del caso ante la conducta de la población que no tienen ninguna costumbre de portar sus documentos de identidad y menos la de sus hijos e hijas. Razón por la cual la Defensoría del Pueblo está atendiendo estas denuncias que son recabadas en sus oficinas", explicó.

Por otra parte, en la víspera, una comisión de la Red de Desaguadero que se conformó con la finalidad de atender una serie de problemáticas en los puntos de control de la frontera que está relacionada al tema no sólo de contrabando de productos, sino de la salida e internación de pobladores de la región realizó una inspección a la zona para que los controles sean realizados con mayor regularidad.

http://www.eldiario.net/noticias/2012/2012_08/nt120801/nacional.php?n=68&-pobladores-expresan-su-malestar-por-inspeccion-policial-en-viajes